El rol del radicalismo dentro de la alianza Cambiemos se encuentra disminuido si se tiene en cuenta los lugares de poder que ocupan los dirigentes de la UCR y que el Gobierno hace oídos sordos a los reclamos de su socio político. A esto se suma, el sincericidio de la tercera pata de la coalición de gobierno, Elisa Carrió quien advirtió que a los radicales los manejan como quieren.

Al respecto, el referente radical Ricardo Alfonsín responsabilizó a la conducción del Comité radical a nivel nacional debido a las declaraciones de la diputada nacional oficialista ya que cuestionó que el radicalismo “tiene que hacerse cargo y marcar la diferencia” dentro de Cambiemos.

LEE MÁS "Carrió: La UCR va a hacer lo que les digamos, los manejamos desde afuera"

“Carrió se referirá a la conducción nacional porque el radicalismo es muy horizontal y democrático, entonces, no se puede hablar de control sobre la UCR. Que responda Cornejo si se deja manejar y que aclare por qué dicen esto”, disparó el dirigente político en comunicación con El Destape.

Aclaró: “Por mi parte, no me siento controlado por nadie, ni por el partido ni por Cambiemos. He tenido una actitud autónoma desde que se celebró el acuerdo en Gualeguaychú porque mi postura no fue comprendida. Además, no necesito demostrar que no me controla nadie”.

Asimismo, Alfonsín advirtió que “frente a los problemas económicos y sociales que existen, las declaraciones de Carrió son irrelevantes”, por lo cual, instó a que “hay que empezar a resolver los problemas y hay que comenzar a evitarlos a partir de un acuerdo con las fuerzas políticas” y le exigió al Gobierno nacional que “postergue las discusiones electorales”.

“Tienen que abandonar la actitud binaria y populista de que en lo viejo y en lo nuevo está todo lo bueno”, arremetió.

El exabrupto de Carrió llega en un momento donde el radicalismo ha levantado la cabeza frente al Ejecutivo nacional debido a las decisiones políticas que ha tomado, como fue el tarifazo. No obstante, Alfonsín chicaneó a la conducción nacional radical y lanzó: “¿Cuándo le exigieron al Gobierno?”.

“Ojalá sea así porque varios sectores lo venimos reclamando y dentro del radicalismo no hemos sido comprendidos. Yo lo he dicho varias veces que en vez de poner tanta pasión en la defensa de los lugares, pusiéramos esa pasión en la defensa de las ideas”, aseveró el referente de la Unión Cívica Radical y bregó por que “el radicalismo se haga cargo de sus diferencias y que dejen de aparentar que coinciden con todo lo que se ha hecho”.

En ese sentido, el dirigente político quitó el foco en Carrió y cargó con todo contra la conducción nacional del radicalismo. “No puedo responsabilizar al PRO de que haga por nosotros lo que no hacemos nosotros por nosotros mismo”, disparó y cuestionó que “pareciera que la UCRA no tuviera ninguna diferencia en Cambiemos cuando es la responsabilidad del partido marcar las diferencias con el PRO”.

“Las conducciones tienen la responsabilidad de conducir, no solo tienen que ocupar lugares importantes sino que pudieron haber hecho algo pero en su lugar, decidieron callar. Parece que la conducción formal del Partido, su manera de contribuir con Cambiemos es actuar de manera acrítica”, sentenció.