La petrolera de control estatal YPF perderá 124 puntos de venta que fueron adquiridos por la marca estadounidense Gulf, quien se afincará en el país durante el próximo año.

A través de la firma DeltaPatagonia, operadora en la región de Gulf, la compañía extranjera se hizo con una importante cantidad de plazas que pasaron al control de YPF tras la quiebra de Oil Combustibles, la petrolera propiedad de Cristobal López.

De esta manera, YPF dejará en manos de Gulf estaciones de servicio en 17 provincias del país. En la actualidad, DeltaPatagonia controla más de 900 estaciones de servicio en Paraguay, Uruguay y Bolivia.

En esta nota