Duro revés contra Ricardo Canaletti por un polémico informe sobre Nahir Galarza

La Defensoría del Público se refirió al momento televisivo en el que los conductores de Cámara del Crimen exhibieron una gigantografía de la joven para hablar del caso.

15 de septiembre, 2020 | 11.23

Tras las demandas iniciadas por la defensa de Nahir Galarza contra los periodistas de TN Ricardo Canaletti y Rolando Barbano, la Defensoría del Público de Servicios Audiovisuales que preside Miriam Lewin se pronunció con un duro dictamen en el que advierte "una mirada cosificadora, estigmatizante y cargada de ensañamiento contra una joven mujer privada de su libertad". 

Impuesto a las Grandes Fortunas

El ciclo "Cámara del Crimen", transmitido por TN, fue denunciado por la abogada María Raquel Hermida Leyenda, quien acusó a los conductores por "violencia machista, misoginia, y abuso simbólico". El momento que quedó en el centro de la polémica fue cuando los periodistas demandados realizaron un show televisivo que incluyó, entre otros elementos escenográficos, una gigantografía en tamaño natural de Nahir y a la cual le colocaban narices en su rostro con la música de fondo del dibujo animado "Pinocho" sumado a todo tipo de ademanes y manoseos.

La Defensoría del Público en el programa Cámara del Crimen asegura: "Se advierte una mirada cosificadora, estigmatizante y cargada de ensañamiento contra una joven mujer privada de su libertad y cabe destacar que los periodistas propician una intervención burlesca e invasiva sobre su cuerpo representado por una gigantografía que adquiere un sentido fuertemente violento contra su persona en particular y contra las mujeres y feminidades".

"Tal sentido es complementado cuando los periodistas (Canaletti y Barbano) pretenden establecer una distinción entre "buenas y "malas" víctimas de abuso y violencia de género sustentada en la demonización de Galarza en la cual se sustenta la totalidad de la cobertura. Esta representación espectacularizada de la imagen real de Nahir Galarza y el tratamiento descrito constituyen un acto de violencia simbólica y mediática", agrega el dictamen.

Por su parte, la abogada Hermida Leyenda sostuvo que "esto recién comienza" y que "los medios de comunicación no pueden valerse de cualquier atropello a una mujer para obtener un miserable punto de rating".

Otro de los atacados por los periodistas fue el manager de medios encargado de visibilizar las contingencias del caso, Jorge Zonzini, quien expresó su satisfacción con el dictamen: "el dictamen de la Defensoría fue muy respetuoso pero entre líneas vio lo que apreciamos todos. A dos adultos pasados en edad manoseando la figura de cartón de una joven adolescente, con las manos esposadas, sumisa y sin poder defenderse del abuso de ambos. Ese tipo de periodismo de zanja, de canaleta, es altamente retrógrado y ya no debería tener lugar en los tiempos que corren".

Nahir Galarza aguarda en esta instancia superior la revisión de su fallo por parte de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y su defensa está convencida que al haber salido el fallo de la jurisdicción de la justicia de Entre Ríos se comprobará que la joven estudiante de Gualeguaychú fue juzgada bajo "violencia institucional" y sin la debida "Perspectiva de Género".

Todo surgió tras la aparición del video de Cámara Gesell de Nahir Galarza denunciando un ataque sexual cuando tenía 16 años de edad. La defensa de la joven inició una batería de acciones legales, entre las que se encuentra la acusación contra el conductor del Grupo Clarín. 

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►