COVID-19 y las mujeres: aumentó un 45% la brecha de género en el empleo

Un informe del FMI halló que las mujeres con hijos pequeños y menos acceso a la educación fueron las más afectadas por la pandemia del COVID-19. La pérdida de trabajo fue debido a la carga adicional de cuidados hogareños.

03 de mayo, 2021 | 19.28

La pandemia de COVID-19 desencadenó una crisis económica en todo el mundo que empujó a los gobierno de todo los países a tomar medidas para contener la propagación del virus. Estas restricciones incluyeron cierres en diversos sectores económicos, entre ellos, escuelas y rubros comerciales que afectaron directamente a los trabajadores, pero principalmente a las mujeres.

Operación Olivos: la investigación de El Destape que sacude al macrismo

Según un reciente informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) que investigó en el empleo en todas las industrias, ocupaciones, niveles educativos y estructuras familiares, durante los primeros nueve meses de la crisis (de abril a diciembre), reveló que las mujeres con hijos pequeños y menos acceso a la educación fueron las trabajadoras más afectadas por la crisis económica por la pandemia del COVID-19.

El documento se basó en los datos de la Encuesta de población actual (CPS) mensual de EE. UU., utilizando un método lineal modelo de probabilidad individual de empleo que controla las diferencias en empleo sectorial, ocupación, edad, raza, estado civil, educación y geografía.

COVID-19 aumentó un 45 por ciento la brecha de género en el empleo

En Estados Unidos, antes de la crisis, las mujeres pasaban un 60% más de tiempo haciendo trabajo no remunerado que hombres y tras el confinamiento y cierre de escuelas, aumentaron drásticamente las tareas del hogar, especialmente para familias con niños pequeños.

Es así que, según el estudio, una mujer con al menos un hijo menor de 12 años redujo la probabilidad de estar empleado en un promedio de 3 puntos porcentuales en comparación con un hombre con características similares durante los primeros nueve meses de crisis. En contraste, una mujer sin un hijo menor de 12 años redujo la probabilidad de estar empleada en 1 punto porcentual, en comparación con un hombre con características similares (menos de la mitad del impacto en mujeres con un hijo menor de 12 años). 

"Este resultado sugiere que el riesgo de infección y las restricciones  aumentaron el cuidado de los niños en el hogar y son clave impulsores de la brecha de género en el empleo durante la crisis de COVID-19" aseguraron los investigadores del estudio. 

En este marco, detallaron que el impacto en las mujeres con hijos pequeños aumentó un 45 por ciento la brecha de género en el empleo total entre abril y diciembre ya que las mujeres empleadas que viven con niños menores de 12 años representan solo el 25 por ciento del empleo total de las mujeres antes de la crisis.

Asimismo, según el informe, la raza y el nivel de educación juegan un papel importante, ya que las mujeres afroamericanas con niños pequeños y menos educados las mujeres con niños pequeños se encuentran entre las más afectadas por la crisis.

Las mujeres con hijos pequeños, las más afectadas por la pandemia del COVID-19

En tanto, el efecto del cuidado infantil adicional sobre el empleo de las mujeres con niños pequeños redujo la producción total de EE. UU. en un 0,36 por ciento entre abril y noviembre 2020. Esta estimación es un límite inferior, ya que se abstrae de otros posibles resultados a corto plazo pérdidas, por ejemplo, de cierres de escuelas como las relacionadas con los empleados de la escuela o proveedores a escuelas.

"Nuestro principal contribución relativa a este informe es que identificamos a las mujeres con niños pequeños como más afectados por la crisis utilizando datos para todo el año 2020. Nuestro trabajo sugiere que las necesidades adicionales de cuidado infantil jugaron un papel esencial para explicar el aumento en la brecha género en el empleo desde el inicio de la pandemia, lo que respalda algunas conjeturas iniciales sobre la impacto de la crisis en la desigualdad de género", aseguraron los investigadores.

COVID-19 aumentó un 45 por ciento la brecha de género en el empleo

El documento también revela la desigualdad en un grupo familiar: antes de la crisis, entre padres casados ​​en los Estados Unidos que ambos trabajan a tiempo completo. representan el 44 por ciento de las parejas casadas con hijos, las mujeres proporcionaron alrededor del 60 por ciento de cuidado de niños, los hombres realizan 7,2 horas de cuidado de niños a la semana frente a 10,3 horas para las mujeres. "Cuándo las necesidades de cuidado infantil aumentan (como durante esta crisis), las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de dejar su trabajo para cuidar de los niños", concluyeron.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►