El presidente del Banco Nación, Javier González Fraga, confirmó que la entidad bancaria estudia tomar préstamos en el exterior para fondearse debido a la menor liquidez que comenzó a sufrir en octubre.

González Fraga señaló el pasado viernes que analiza seriamente la posibilidad de emitir un bono o tomar un préstamo repo, ya que se vuelve difícil proyectar la estabilidad de los depósitos oficiales.

De acuerdo con la información revelada por el diario La Nación, la situación sería producto de los altos encajes que sufren las entidades -del 44%- y de la volatilidad de los depósitos de fondos públicos.

La delicada inestabilidad económica generada por el gobierno de Mauricio Macri puso en alerta a la entidad bancaria nacional, que también saldrá a fortalecer el fondeo privado y el público que no es de Hacienda.

Esta misma semana, el Gobierno le aceptó esta semana la renuncia a la directora del banco, Alicia Inés Caballero, quien abandonó su cargo disconforme con la conducción de la entidad.

A esa salida podrían sumarse las de otros dos funcionarios, todos enfrentados con González Fraga, deslizó la agencia Noticias Argentinas.

El gremio Asociación Bancaria viene alertando desde hace tres meses que el Banco Nación "va a descapitalizarse" el año que viene debido a que el artículo 118 del Presupuesto nacional dispone una transferencia de $15.000 millones del Banco Nación al Tesoro Nacional.

Incluso los trabajadores de la entidad difundieron recientemente volantes reclamando el pago del aumento convalidado por las cámaras bancarias y acusando a González Fraga del "descalabro económico al que condujo al banco por no tener fondos para hacer frente a la recomposición salarial".

En esta nota