El demoledor análisis de Peñafort sobre la causa Vialidad: "¿Ustedes admitirían eso?"

La referente del kirchnerismo en materia judicial explicó que "la imparcialidad de los jueces es una obligación legal" y recordó las "relaciones promiscuas de Macri con el Poder Judicial".

08 de agosto, 2022 | 13.21

La directora de Asuntos Jurídicos del Senado, Graciana Peñafort, se refirió este lunes a la recusación que hizo la vicepresidenta Cristina Kirchner contra el fiscal Diego Luciani y el juez Rodrigo Giménez Uriburu, que intervienen en la causa conocida como Vialidad, donde se investigan presuntas irregularidades en la concesión de obra pública e indicó que "tener trato frecuente con una de las partes debió llevar a los jueces a no intervenir".

"Los jueces tienen que ser imparciales y los fiscales tienen que custodiar la legalidad del proceso. La imparcialidad de los jueces es una obligación legal inexcusable y tener trato frecuente con una de las partes debió llevar a los jueces a no intervenir", sostuvo Peñafort en diálogo con El Destape Radio. En este sentido, prosiguió: "Nos enteramos que tenían una relación amistosa frecuente con el expresidente (Mauricio) Macri, que actuaba como parte de la acusación". 

La defensa de la vicepresidenta recusó a Luciani y Giménez Uriburu en el marco del juicio oral por supuestas irregularidades en la obra pública de Santa Cruz entre 2003 y 2015. La recusación llegó luego de la publicación de una nota periodística con imágenes en las que se ven a estos dos integrantes del Poder Judicial jugando el fútbol en la quinta Los Abrojos de Macri.

Peñafort agregó que "el deber de imparcialidad no sólo tiene que garantizar que no haya parcialidad, sino que le tiene que dar certeza a la parte que está siendo juzgada por un juez imparcial". Asimismo, consideró que "las partes tienen que tener confianza en el juez, y el mero temor del las partes amerita pedir la recusación y que se conceda".

Al analizar la situación planteada por esta recusación, Peñafort argumentó que "esto se ha desdibujado porque el Gobierno de Macri tuvo relaciones promiscuas con miembros del Poder Judicial". También explicó que, "a criterio de Cristina (Kirchner), esto pone en duda la imparcialidad del juez que la está juzgando y la obligación de legalidad del fiscal que la está acusando". "No sólo dice que tiene una duda sino que está acreditando el origen razonable de la duda", opinó.

Asimismo, consideró que "jugar un partido de fútbol implica comerse un asado, tener una relación", y se preguntó: "¿Cómo acreditás que no se habló de la causa, que no se intercambiaron teléfonos?". Peñafort remarcó que "la necesidad imperiosa de empujar la persecución judicial que tuvo el Gobierno de Macri con Cristina hizo que hicieran todo mal".

Al ser consultada sobre cómo seguirá la recusación, explicó que "el propio Tribunal debe definir si hace lugar a la recusación y luego, si lo rechazan, está la instancia de Casación, que está llena de jueces que están en las visitas a Olivos y la Casa Rosada" durante el Gobierno de Macri.

Peñafort explicó que si la recusación es rechazada también en la instancia de Casación queda la alternativa de apelar ante la Corte Suprema, aunque también cuestionó a esa máxima instancia judicial al decir que "está plagado de llamadas" entre Fabián "Pepín" Rodríguez Simón, ex asesor judicial de Macri, y miembros de ese tribunal.

Qué puede pasar con la recusación de Luciani y Giménez Uriburu que presentó Cristina Kirchner

Luego, la letrada volcó varios de estos conceptos en un hilo de Twitter. "Hablemos de recusaciones. Veamos un primer concepto: los jueces están obligados por ley a ser imparciales, es decir no tener ningún interés en el resultado de la causa que juzgan. Así lo ordenan entre otros art. 26 de la Declaración Americana de Derechos Humanos". 

Sin embargo, advirtió que las propias connivencias entre diferentes integrantes del poder judicial hacen difícil que la recusación finalmente prospere: "Tan desquiciado está el sistema judicial argentino, que si se rechaza o se acepta la recusación presentada por CFK, resolverá el tema la Cámara de Casación, Cámara con muchos de sus miembros registrados como visitantes asiduos de la quinta de Olivos o la Casa Rosada durante el gobierno de Mauricio Macri".

"¿Ustedes admitirían que los juzgaran un fiscal y un juez que juegan al futbol con quienes dicen ser enemigos de ustedes? Y la respuesta es obvia, tanto como es obvio que en este caso corresponde hacer lugar a la recusación", cerró Peñafort

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►