21 de agosto, 2020 | 11.15

Fuertes compras de Clarín-Telecom para forzar una devaluación

La misma semana que organizó la marcha contra el Gobierno, compró la mitad de los bonos que empujaron el precio del dólar CCL un 4% y marcaron un nuevo récord.

Telecom, del Grupo Clarín, estuvo detrás de más del 48% de las operaciones vinculadas a la suba del dólar Contado con Liqui (CCL) y dólar bolsa de esta semana, una maniobra para la que Héctor Magnetto y sus socios pusieron casi 2.400 millones de pesos.  El dato revela que mientras convocaban a la marcha de los contagios compraban casi la mitad de los bonos que empujaron el dólar bolsa un 4% y lo llevaron a un nuevo récord. Movilizaciones y devaluación, la campaña para Clarín ya empezó. E invierte fuerte.

Vicentín: de gran empresa a gran estafa

El mecanismo que utilizó Telecom fue la compra del bono AY24, que es el que se usa para luego hacer las operaciones de dólar CCL y dólar bolsa. En total, en los últimos 3 días, Telecom compró 44,5 millones de bonos. Cada bono ronda los 5.380 pesos. En total, 2.394 millones de pesos. Con estas operaciones Magnetto y sus socios lograron llevar el dólar CCL a 133 pesos, un nuevo récord en la puja por la devaluación.

Los datos surgen de un informe sobre las transacciones en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) y en Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) al que accedió El Destape.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

El lunes, Clarín publicó una nota titulada con “las siete claves que empujan la suba del dólar blue y el contado con liqui” y le cargó la culpa a la “emisión monetaria, las tasas negativas y la incertidumbre económica”. Ayer informaron que “el dólar blue subió a $ 136 y el contado con liqui lo sigue de cerca: ya supera los $ 133”. En el medio, Telecom fue la principal compradora del bono utilizado para timbear sobre el dólar. Eso no lo informaron.

El bono AY24 se utiliza tanto para timbear sobre el dólar como para ingresar al canje de deuda que logró el ministro de Economía Martín Guzmán. Sin embargo, por la fecha, el monto y el contexto las fuentes consultadas por El Destape descartan que se trate de una súbita confianza en el acuerdo por la deuda. Por el contrario, ven una operación con un monto alto para lograr una devaluación y esmerilar los primeros datos de recuperación económica tras 5 meses de pandemia.

Telecom utilizó varias sociedades de bolsa para esta operatoria, típico ardid para dificultar el control sobre estos movimientos. Casi todo aparece en el MAE. Allí figura con compras de 36 millones de bonos AY24, lo que representó el 48% del total de esta semana. Para dar una idea de la magnitud, el siguiente mayor comprador fue Swiss Medical con 4.772.000 bonos, el 6% del total. El resto de las inversiones de Telecom figuran en BYMA, donde la empresa de Magnetto y aparece con operaciones por 8.500.000 de bonos AY24.

La firma Telecom integra Cablevisión Holdings, la sociedad que reúne además a Personal, Fibertel y Cablevisión. Desde el multimedios podrán argumentar que Cablevisión Holding y Grupo Clarín, donde concentran el diario, radios y canales, son unidades de negocios separadas. En los papeles, están divididas desde el 1 de mayo de 2017. Pero lo cierto es que sus accionistas controlantes son los mismos y, por ende, sus intereses también. Una opera en lo mediático, la otra ahora también en lo financiero.

A Cablevisión Holding, que controla Telecom, lo controlan a su vez desde la sociedad GC Dominio. Sin eufemismos. GC Dominio está a su vez controlada desde trusts en Nueva York, que son figuras jurídicas para eludir impuestos. Los trusts llevan las siglas de los accionistas: ELHN es el de Ernestina Laura Herrera de Noble que tiene el 35,55%; HHM el de Héctor Horacio Magnetto que controla el 35,35%; LRP el de Lucio Rafael Pagliaro que tiene el 14,55%; y el último accionista, José Antonio Aranda, lo tiene a través de Aranlú SA. En otro juego de cajas chinas, los mismos accionistas controlan Blue Media que a su vez es la dueña de GS Unidos LLC, radicada en la guarida fiscal de Delaware.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►