Elecciones 2021: el Gobierno refuerza la narrativa del “Sí” y pone en valor las medidas pos PASO

El Frente de Todos hace mayor hincapié en el eje “escucha y gestión”. Pone en valor medidas como la transformación de planes sociales en empleo, mejoras en el salario, alivio fiscal en ganancias y monotributo y tarifas accesibles. Diputados vuelve a sesionar con leyes que refuerzan la agenda positiva.

26 de octubre, 2021 | 05.00

Ya en veda electoral para realizar actos públicos, el Frente de Todos encara las últimas tres semanas de campaña de cara a las elecciones generales de medio término con el objetivo de reforzar la narrativa positiva del “Sí”, la nueva estrategia electoral que surgió tras la derrota en septiembre. Ahora, el Gobierno buscará poner en valor las medidas implementadas en base a los dos principales ejes de la campaña en este tramo: escucha y gestión.

En Casa Rosada apuntan que no solo buscan demostrar que se atendieron reclamos vinculados a la generación de empleo genuino y recuperación del salario; sino también llegarle a los que no fueron a votar el 12 de septiembre. En el Gobierno analizan que entre esos más de cuatro millones de votantes que no votaron, si se compara con la de 2019, hay quienes “están enojados” con una gestión que no respondió a sus inquietudes cuando la eligió en 2015. “Tenemos que buscar a los que no fueron a votar y focalizar en los potencialmente propios”, describen a este portal desde el FdT. Aunque, agregan, también “están asustados” porque un posible triunfo del macrismo lo deja con chances para 2023.

Por eso, el consultor catalán y encargado de la campaña electoral para el Frente de Todos, Antoni Gutiérrez-Rubí, diseñó una comunicación basada una agenda propositiva y positiva, y que el avance de la campaña de vacunación, sumado a los números de la actividad económica por encima de la prepandemia, exhiben un futuro esperanzador. “Necesitamos salir del NO”, expresan a este portal desde lo más alto de la dirigencia oficialista.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Sobre este punto, y usando la negativa a debatir el etiquetado frontal semanas atrás como el rechazo a la iniciativa de Massa de entablar un diálogo para determinar 10 políticas de Estado vinculadas a la agenda de desarrollo, el Frente de Todos carga contra el macrismo. “La oposición no solo dice que no, poniendo palos en la rueda y negándose al diálogo, sino que niega el clima de recuperación y de apertura que hace que la economía y la vida cotidiana se recuperen”, afirman desde el oficialismo y sugieren: “No desean que esta recuperación suceda con este gobierno, prefieren sus intereses partidarios que los intereses de la Argentina”.

La conversión de los planes sociales en empleo genuino, el congelamiento y control de precios para contener la inflación, el reconocimiento de las tareas de cuidado de las mujeres son algunas de las medidas que se adoptaron tras las PASO y que ahora los candidatos y las candidatas, como también los funcionarios y dirigentes del oficialismo llevarán a las recorridas en los distintos distritos para demostrar que el Gobierno escuchó el resultado de la elección y las respuestas fueron medidas y leyes que apuntaron, especialmente, a recomponer el poder adquisitivo.

En esa línea, tras la frustrada sesión de principios de octubre en la Cámara de Diputados por la decisión de Juntos por el Cambio de no dar quórum y esconderse detrás detrás de las cortinas, ahora oficialismo y oposición acordaron un temario en el que predominan iniciativas que otorgan y amplían derechos (etiquetado frontal, protección a las personas en situación de calle, régimen previsional para viñateros y la modificación del Estatuto del Trabajador Contratista de Viñas y Frutales) como también la iniciativa de Sergio Massa para llevar mejoras para sectores en crisis a través del alivio fiscal para entidades sin fines de lucro y pymes; y un proyecto que busca darle impulso a la Ganadería Ovina.

Las severas restricciones por la cuarentena debido al COVID-19 quedaron atrás y el mensaje que pidió transmitir Gutiérrez-Rubí es que ya no hay más lugar para el “no” y hay que “pasar de la negación a la afirmación, de la prohibición a la libertad”. Esa narrativa positiva del “Sí” se evidencia en la comunicación estratégica que inundó las calles, la televisión y las redes sociales con carteles que le dicen “Sí” a las últimas políticas, medidas y logros del Gobierno: transformación de planes sociales en empleo genuino, mejoras en el salario, alivio fiscal en ganancias y monotributo, las tarifas accesibles, medio ambiente, entre otras.

Y con el objetivo de recuperar el salario real, la última medida fue el congelamiento de 1.432 productos de consumo masivo. Decisión que provocó un fuerte rechazo desde las alimenticias y empresas nucleadas en la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en Argentina (AmCham) que alertan que esta medida será “una bomba de tiempo” para el país. Y como en el Gobierno consideran que la escalada de precios es la mayor preocupación del electorado, utilizan los controles para hacer cumplir el acuerdo como un acto más de campaña con intendentes y dirigentes oficialistas a la cabeza. Una demostración de “Estado presente” y de “política que resuelve problemas”.

Con la narrativa del “Sí” el Frente de Todos apela a recuperar la iniciativa y dejar a Juntos por el Cambio y su violento y negativo “Basta” como una coalición con “un mensaje conservador que no permite avanzar” en la agenda del desarrollo del país. “El ‘SÍ’ transmite seguridad, certeza y confianza”, describen desde el comando de campaña a El Destape . “El ‘SÍ’ nos permite contrastar con la oposición y su recuerdo”, apuntan al hacer referencia de que parte de la explicación de los problemas que hoy tiene el país se encuentra en los cuatro años del gobierno de Macri. “La oposición no ha presentado ni una sola propuesta para los argentinos y las argentinas, solo se opone y dice que ‘no’”, cruzan desde el FdT.

Y así avanzará de acá al 12 de septiembre el Frente de Todos con el objetivo de acortar la diferencia a nivel nacional con Juntos por el Cambio y revertir las derrotas, especialmente en donde se eligen senadores. Aunque no es este el caso, la provincia de Buenos Aires por su peso electoral y simbólico se lleva gran parte de la atención. Las recorridas de la primera candidata a diputada por el oficialismo, Victoria Tolosa Paz, estarán centradas estos días principalmente en la Primera y Tercera sección electoral (La matanza, San Fernando, Tres de Febrero, Ituzaingó y La Plata), donde hay casi 9 millones de votos por lo que son clave para el resultado final. De hecho, el presidente Alberto Fernández estará este martes en Avellaneda para visitar dos empresas que realizaron inversiones para ampliar su producción. Y será Morón la localidad que el miércoles volverá a reunir a varias de las principales figuras del oficialismo con el fin de recordar a Néstor Kirchner a 11 años de su muerte.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►