Alberto Fernández asume en el PJ y calienta los motores para la campaña electoral

Asume este lunes con un acto en Defensores de Belgrano ante unos 150 dirigentes, entre gobernadores, intendentes, legisladores y funcionarios. Servirá como anticipo de la campaña, días después de la reaparición de Mauricio Macri.

22 de marzo, 2021 | 08.04

Alberto Fernández asume este lunes la presidencia del Partido Justicialista ante unos 150 dirigentes entre gobernadores, intendentes y legisladores. El acto será en la cancha de Defensores de Belgrano y funcionará como un "calentamiento de motores" para la campaña electoral, según lo definía uno de los organizadores. La lista que encabezó y quedó consagrada el lunes pasado por la junta electoral tiene como característica la representación de todos los sectores internos, que irán el lunes a mostrar el alineamiento de todo el peronismo detrás de la conducción del Presidente. 

Hasta la semana pasada, el acto se haría en un microestadio de Pilar. Pero luego de la cadena nacional del jueves en la que pidió extremar los cuidados por la posible llegada de la segunda ola de contagios, Fernández ordenó predicar con el ejemplo, así que se buscó un lugar al aire libre. El acto se hará sobre el césped del campo de Defensores y no se habilitarán las tribunas, con lo que la concurrencia será poco numerosa. Además de los 113 consejeros electos que acompañaron al Presidente en la lista, también participarán algunos invitados especiales como los pocos gobernadores que no integraron la boleta, intendentes y jefes de los peronismos provinciales. No serán más que un puñado de dirigentes, sin militancia, y se privilegiará la transmisión vía streaming. "Sería muy contradictorio con lo que le venimos pidiendo a la gente, preferimos algo chico y al aire libre", explicaban cerca del Presidente. 

El lunes pasado, la lista que encabezó el Presidente quedó consagrada por la junta electoral, por más que la que presentó el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, sigue intentando con algún recurso judicial. Es el único gobernador que quedó afuera de un acuerdo muy amplio. Entre las cinco vicepresidencias hay tres mujeres -las diputadas Cristina Alvarez Rodríguez y Lucía Corpacci y la vicegobernadora chaqueña Analía Rach Quiroga- y dos gobernadores -Axel Kicillof (Buenos Aires) y Juan Manzur (Tucumán)-. Los demás jefes provinciales que integrarán la conducción serán Alicia Kirchner (Santa Cruz), Omar Perotti (Santa Fe), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Ricardo Quintela (La Rioja), Sergio Uñac (San Juan), Raúl Jalil (Catamarca) y Sergio Ziliotto (La Pampa).

También será significativa la representación sindical que va desde el secretario general de la CGT, Héctor Daer, al de la CTA, Hugo Yasky, pasando por el titular de Camioneros, Pablo Moyano. En cuanto a funcionarios nacionales, están el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, el de Interior, Eduardo "Wado" de Pedro y el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello. En tanto que el jefe de asesores, Juan Manuel Olmos, será el apoderado. A ellos se les suman, el secretario de Relaciones Parlamentarias y referente del Movimiento Evita, Fernando "Chino" Navarro, y los senadores Jorge Taiana y Carlos Caserio, enfrentado en Córdoba al gobernador Juan Schiaretti. 

Unidos triunfaremos

El viernes se reactivó en Olivos la mesa política con Alberto Fernández a la cabeza, sus funcionarios políticos como Cafiero, De Pedro y el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, el de Vivienda, Jorge Ferraresi, el jefe del bloque de diputados y del PJ Bonaerense, Máximo Kirchner, intendentes como Juan Zabaleta, Fernando Espinoza, Mariano Cascallares y Mayra Mendoza. No estuvo Sergio Massa. "Era para peronistas, él es del Frente Renovador", ironizó uno de los participantes. Kicillof andaba en Pehuajó. Uno de los temas que se trató tuvo que ver con la campaña de vacunación, que en el oficialismo entienden crucial para la suerte en las próximas elecciones. El Presidente les comentó que con las Sputnik V que llegaron el viernes, más las que esperan el lunes -unas 600 mil- sumadas a las tres millones de Sinopharm que llegarían esta semana, redondearían cuatro millones en los próximos días, con lo que quedaría superada el sofocón por escasez de dosis que se atraviesa por estas horas. Todos cruzaron los dedos porque así fuera.

Nadie imaginaba grandes novedades en el discurso del lunes con el que Fernández asumirá en el PJ, honrando la tradición de que cuando un peronista es presidente también conduce el partido. "El eje será la unidad del peronismo y la continuidad del Frente de Todos", adelantaba un colaborador, reconociendo que no revelaba nada innovador. La vicepresidenta Cristina Kirchner está invitada pero, históricamente, siempre fue esquiva a participar de eventos partidarios. En tanto, cerca de Fernández celebraban la reaparición de Mauricio Macri en la escena política con la presentación de su libro. "Lo más llamativo fue cómo quedó en claro que es el jefe de Juntos por el Cambio y que eso de halcones y palomas no existe. Tanto Horacio Rodríguez Larreta como el 'rebelde' Martín Lousteau estuvieron en primera fila aplaudiéndolo", destacaban. 

Lo veían como un buen preámbulo para la asunción de Fernández. "Nosotros vamos a mostrar a un peronismo unido apoyando a nuestro presidente. Alberto se colocó al frente para eso, no es que le sobre tiempo justamente como para andar sumando actividades, sino porque se busca consolidar un camino", explicaba uno de los organizadores. En espejo, a principios de mayo Máximo Kirchner quedará consagrado como presidente del PJ Bonaerense, con lo que, como quería el Presidente, todos los sectores del Frente de Todos estarán listos para encarar la campaña en unidad.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►