Aperturas en CABA: los números de Larreta, entre el Covid y las urnas

Vacunación, personas contagiadas, limitación de reuniones clandestinas y la puja por las clases presenciales.

12 de junio, 2021 | 00.05

Con el avance de la campaña de vacunación y la baja de los casos de coronavirus en la Ciudad, el Gobierno porteño decidió avanzar con un aperturismo casi total. Aseguran que la situación de los comercios es angustiante, que una ley antidespidos no alcanza para que las personas no se queden sin trabajo, apuestan a una reactivación económica por el día del padre y señalan que alguien tiene que reconocer, según sus parámetros, que las clases presenciales no implican un gran foco de contagios.

Horacio Rodríguez Larreta anunció la extensión de la actividad comercial hasta las 23 y restringió la prohibición de la circulación entre la medianoche y las 6 de la mañana. También permitió las reuniones sociales al aire libre, los deportes en espacios abiertos, las fiestas religiosas y avanzó con la bimodalidad a todo el nivel secundario, como se detalló en esta nota de El Destape.

Según su análisis, el Gobierno nacional adoptó una buena estrategia a la hora de decidir extender el decreto vigente porque le pasaron la pelota a las provincias para que cada distrito se haga cargo y pague los costos en caso de tomar malas disposiciones. Por eso, una alta fuente de la administración porteña calificó la jugada como "inteligente".

¿Cuál fue el trasfondo de las decisiones de la Ciudad? Desde la calle Uspallata analizan que los casos positivos están, más o menos, al nivel registrado antes del inicio de la segunda ola, momento en que estaba todo abierto. Si las condiciones son similares, ¿por qué no volver a abrir las actividades?, piensan. "Estamos para hacer ese gesto".

A eso se suma el acelere en la campaña de vacunación y la gran cantidad de personas que se contagió, ambos grupos con anticuerpos. Las cuentas que hacen, grosso modo, son "a 2.500 infectados por día, son 75 mil al mes más otros 300 mil vacunados". Así, entienden, hay un gran universo que generó cierta inmunidad contra el virus y se redujo la población plausible de ser alcanzada por el Covid.

Con esos datos como telón de fondo, sostienen que "lo razonable es que volvamos a algo parecido al inicio de la segunda ola, con la salvedad de que se avanzó con la campaña de vacunación". Por eso, entienden que con las medidas dispuestas la vida debería transcurrir sin nuevos sobresaltos, atendiendo al bienestar general.

Más allá de eso, Luis Cámera, médico clínico y miembro del Comité de asesores de Alberto Fernández, cuestionó las decisiones en El Destape Radio: "No estoy a favor de abrir las puertas, esperaría una semana más para estar seguros de que estamos bajando los casos". "Me da temor que empecemos con algún levantamiento de restricciones". "Hoy tenemos cerca el knockout y tengo miedo que le demos aire", agregó en el programa Volver Mejores y argumentó que la única forma de estar tranquilos en julio "es con una o dos semanas más de no apertura para asegurarnos de que bajen los casos".

Escuelas abiertas

Para el Gobierno porteño, la Ciudad y la provincia de Buenos Aires bajaron los casos en proporciones muy similares lo que habilita a esos distritos a dar algún "gesto" para ciertos sectores de la sociedad, puntualmente con las clases presenciales. Mientras el territorio bonaerense avanzará en un retorno escalonado, el porteño apuntó a mantener los colegios abiertos para recibir a los más chicos y, de forma alternada, a los más grandes.

Según el larretismo, el volumen de contagios en las escuelas es más bajo que el global, el del resto de la sociedad, por lo que los alumnos tienen más posibilidades de contagiarse en la casa que en la escuela. En la población hay aproximadamente un 0,30% de posibilidades de infección mientras que en el secundario, dicen, el número se reduce casi a la mitad, al 0,17%. Además, cuestionan que Nicolás Trotta, antes de decretar nuevamente la virtualidad, había defendido la presencialidad y, entienden, la modalidad remota no tenía ningún tipo de sentido.

Comercios hasta tarde

Respecto a los comercios y la decisión de ampliar el horario de atención, analizan que la situación "es angustiante" porque las empresas cierran sin importar la existencia de una ley antidespidos - algo así como, parafraseando a Mauricio Macri, no se puede hacer una ley para que todos seamos felices - y sin pagar indemnizaciones. 

La actividad comercial es la más importante para la Ciudad y entienden que algunos pueden sobrevivir a dos meses de cierre pero otros no. Antes de tomar la decisión, analizaron que muchos locales están al límite y apostaron a darles un empujón no sólo con la extensión de los horarios de atención sino también con la inminente llegada del día del padre para generar más facturación, pagar sueldos y aguinaldos.

Esparcimiento

Para la Ciudad, lo ideal hubiera sido no suspender los encuentros sociales al aire libre en ningún momento porque éstos le quitan presión a las reuniones clandestinas. Argumentan que es una manera de desincentivarlas porque, de hecho, ocurren en los departamentos. Algo así como "es preferible que se junten en la plaza a que se amontonen en un monoambiente".

Así como una ley no puede hacernos a todos felices, analizan - y lo analizaron desde los primeros cruces de este año - que aunque el decreto estipule la prohibición del reunionismo, esto no necesariamente se cumple y es necesario legalizarlo en lugares más seguros.

Emergencia Covid

El Gobierno nacional decidió extender el Decreto de Necesidad y Urgencia hasta que el Congreso, particularmente la Cámara de Diputados, convierta en ley la Emergencia COVID 19. El jueves el proyecto obtuvo dictamen de comisiones y si bien se especuló un tratamiento exprés, los votos no estaban y se postergó su debate. Ahora podrán buscarlos hasta el 25 de junio, cuando termine la nueva norma excepcional.

En la Ciudad siguen viendo la iniciativa con malos ojos. La tildan de "inconstitucional" porque incluye facultades delegadas en las provincias, como la educación. Sin embargo, hacen una salvedad: si esas facultades delegadas no estuvieran escritas en el texto, el proyecto sería convertido en ley por unanimidad porque no apoyarlo sería un error. Por eso, consideran que ninguna provincia que se aprecie como tal va a votarlo porque "avanza sobre las autonomías" y, con ese antecedente, el día de mañana la Nación podría inmiscuirse en otros ámbitos.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►