Alberto Fernández se reunirá con Putin y con Xi Jinping en febrero

Presidencia confirmó que el 3 y el 5 de febrero Alberto Fernández se reunirá con Vladimir Putin, en Moscú; y con Xi Jinping, en Beijing. Producción de vacunas, inversiones y las negociaciones con el FMI estarán en la agenda.

14 de enero, 2022 | 19.38

El presidente Alberto Fernández mantendrá reuniones con su par de Rusia, Vladimir Putin, y con el mandatario chino Xi Jinping, en el marco de una visita que realizará a esos países entre el 3 y el 5 de febrero próximo. Ambos contactos responden a invitaciones realizadas al Presidente a poco de resultar electo y que luego, por efecto de la pandemia, nunca pudieron cumplirse. El encuentro con Putin se enmarcará en una escala de 48 horas en Rusia, de camino a China, donde el Presidente asistirá a la inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno y, al otro día, se reunirá con Xi Jinping.

Las reuniones fueron confirmadas este viernes por la portavoz Gabriela Cerruti en la Casa Rosada. "Van a hablar acerca de la colaboración en el tema vacunas, inversiones, ciencia y en otros temas de interés común", comentó respecto al encuentro con el presidente ruso, seguramente el más sorpresivo. No porque no hubiera contactos previos, sino porque no estaba previsto para este momento. Ambos mandatarios mantuvieron una conversación telefónica en noviembre pasado en la que, justamente, habían mostrado el mutuo interés de encontrarse de manera personal una vez que la situación epidemiológica lo permitiera.

Ya había ocurrido en dos oportunidades que habían quedado en conversar en encuentros internacionales en los que coincidirían y que, luego, por razones de agenda, no pudo concretarse. De hecho, el primer viaje internacional de Fernández fue a Israel, en enero de 2020, por la conmemoración del Día Internacional del Holocausto, donde tenía previsto reunirse con Putin, quien al final sólo estuvo unas horas en Jerusalén. A la manera de disculpa, el presidente ruso se detuvo en dos oportunidades a saludar a Fernández durante la ceremonia oficial en el Museo del Holocausto. La segunda ocasión fue en la reciente cumbre del G20, en Roma, a la que a último momento el presidente ruso decidió no asistir. Finalmente, en tres semanas, podrán concretar el postergado encuentro en los históricos salones del Kremlin.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

La ruta de la seda

Desde Moscú Fernández seguirá viaje a China, también respondiendo a una ya añeja invitación. Llegará el 4 de febrero para presenciar la inauguración de los Juegos Olímpicos, un evento deportivo que Estados Unidos busca boicotear. La participación de Fernández se daba por segura, sólo faltaba la última confirmación por la situación sanitaria. El encuentro con Xi Jinping ocurrirá al otro día, el sábado 5. Está previsto que en esa ocasión el Presidente firme la adhesión argentina a la llamada Nueva Ruta de la Seda, un megaproyecto de inversiones en infraestructura impulsado por Beijing a escala global al que ya se sumaron varios países latinoamericanos.

“Tenemos un compromiso desde hace tiempo por parte del Presidente de avanzar. Estamos haciendo los estudios necesarios para adaptar ese acuerdo a las necesidades que tiene la economía argentina y la infraestructura que la Argentina necesita”, había comentado el canciller Santiago Cafiero en un encuentro con diplomáticos poco antes de fin de año. Argentina mantiene un acuerdo de asociación estratégica integral con China, pero venía demorada su adhesión a esta ambiciosa propuesta que plantea inversiones y líneas de conectividad chinas con sus socios en todo el planeta.

Alberto Fernández se reunirá con dos de los líderes mundiales más importantes en la misma semana. Por otro lado, ambos países se encuentran en tensión con Estados Unidos y los encuentros se darán en simultáneo con la definición de las negociaciones con el FMI. Pero Fernández suele repetir que descree de los alineamientos automáticos como estrategia de la política exterior. "Cuando hablo con Biden no me pongo contra China. Y cuando hablo con Xi Jinping no me pongo contra USA. Y cuando hablo con Putin no me enfrento ni a China, ni a Europa ni a USA. Es toda una enorme simplificación. Cuando viaje a China, lo haré sabiendo que China es en el FMI mucho más duro con nosotros que USA misma", le respondió Fernández días atrás a Infobae

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►