A partir de una investigación que llevó a cabo el periodista de El Destape Juan Amorín sobre el financiamiento de la campaña electoral de 2015, avanza en la Justicia la causa y complica el escenario para Cambiemos de cara a los comicios de este año.

Según reveló Infobae, el fiscal federal Ramiro González impulsó la investigación judicial para determinar si, en 2015, se cometieron delitos para financiar la campaña electoral que hizo Cambiemos para que Mauricio Macri fuera elegido presidente de la Nación.

Embed

De forma preliminar, el fiscal electoral Jorge Di Lello había realizado la investigación que presentó a la jueza electoral María Servini para que determine si hubo irregularidades en el financiamiento de la campaña de 2015. La jueza envió el caso a sorteo y le tocó al juez Ariel Lijo quien interviene en la causa junto a González.

Embed

En la investigación preliminar de Di Lello, que dio origen a la causa 21650/18, se incorporaron varias notas en las que se describieron diversas maniobras sospechosas relacionadas con el financiamiento de la campaña presidencial de 2015.

Entre las cuestiones que señaló el fiscal González, algunas de ellas fueron que "concretamente, tales maniobras consistirían en el pago a diferentes proveedores de millonarias sumas dinerarias 'en negro' durante la referida campaña electoral, como así también el desvío de recursos pertenecientes a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires -desde el Ente de Turismo de esa ciudad, en ese entonces a cargo de Fernando De Andreis- con el objeto de afectarlos a gastos relativos con las elecciones presidenciales llevadas a cabo durante el año 2015″.

De Andreis, hombre de confianza de Macri, es –desde diciembre de 2015- el secretario General de la Presidencia de la Nación.

Asimismo, González impulsó la investigación en los últimos días de diciembre de 2018 y pidió algunas medidas de prueba. El fiscal solicitó que la Justicia Nacional Electoral envíe al juzgado los balances con los estados contables de los gastos de campaña electoral de Cambiemos correspondientes al año 2015.

Es que el fiscal busca saber si las personas que aparecen en los mails aportados por Amorín-entre ellos De Andreis- revistan o revistaban en el gobierno nacional o en el de la Ciudad, por lo cual, le solicitó a la AFIP que realice una amplia investigación sobre las empresas involucradas en el caso entre las que se encuentran "CHK Servicios Audiovisuales SRL", "CAP Publicidad SRL" y "Televaz".