Othelo, de Chamé Buendia: el fenómeno intacto atraviesa su séptimo año

La maravilla teatral de Gabriel Chamé Buendia atraviesa sus últimas funciones en la sala Caras y Caretas.

26 de noviembre, 2019 | 16.54

Gabriel Chamé Buendia logró lo que pocos: reversionó de manera espléndida Othelo, la tragedia clásica de William Shakespeare, y la transformó en un éxito hilarante que ya lleva siete años en cartel. Un clásico del clown moderno que se consolida como una de las mejores ofertas teatrales en años, a la altura de piezas como Toc-Toc (Lía Jelín), Tarascones (Ciro Zorzoli) o Tercer Cuerpo (Claudio Tolcachir). El espectador que asista al espectáculo encontrará algo inaudito: no podrá dejar de reírse. Y la riqueza de la prosa shakesperiana está en cada pasaje, no falta el respeto a los fundamentalistas del autor. Othelo es como el buen vino, con el tiempo alcanza el verdadero sabor. El sabor de la perfección.

Othelo es la apuesta más ambiciosa de Chamé Buendia, rechaza la solemnidad del material original e introduce herramientas del clown burlesco y el teatro físico. Es teatro popular, no hace falta ser un erudito ni haber leído Shakespeare para poder disfrutar de la experiencia que propone. Allí, Chamé Buendia encontró el punto de equilibrio justo para lograr la pieza redonda, que coronase su amplia trayectoria como dramaturgo a nivel internacional. Con Othelo demuestra que se puede combinar ser payaso y hacer teatro clásico, y las favorables dimensiones que alcanza la mezcla son inesperadas. En el juego teatral florecen temáticas como los celos, el amor, el racismo, la lealtad, la envidia, la violencia de género; el público las asimila en su totalidad y se somete a la propuesta lúdica, es partícipe de la acción.

Matías Bassi, Gabriel Beck, Elvira Gómez y Martín López Carzolio son las cuatro potencias que se disputan el escenario con maestría en la comicidad. La labor creativa descomunal que construyen los intérpretes es notable, hay química en el elenco. En la adaptación de Chamé Buendia la química es esencial para que los gags funcionen. El elenco no se siente intimidado y acepta el reto. No faltan los guiños locales, un canto de protesta socio política que siempre es bienvenido, y ritmo que no decae: siempre hay un giro, una aparición o un gag chaplinesco que confluye en una platea absorta en la historia.

Othelo impacta. Detrás del velo cómico hay una carga de realidad universal, William Shakespeare la entendió y en su pluma esconde horrores cotidianos de lo más oscuro del ser humano. Esa oscuridad que yace en todos es el motor de búsqueda de Gabriel Chamé Buendia. quien rompe con los estructuras para elaborar algo nuevo y disruptivo. De ahí sale Othelo, una obra que sabe de mística. Fabulosa

Othelo

  • Nuestra Opinión: Excelente.
  • Dramaturgia y dirección: Gabriel Chamé Buendia.
  • Actúan: Matías Bassi, Gabriel Beck, Elvira Gómez y Martín López Carzolio.
  • Los días jueves a las 21 horas y sábados a las 22.30 horas, en la sala Caras y Caretas (Sarmiento 2037)


 

 



 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►