Luciana Salazar, que se caracterizó por tirar bombas políticas durante las últimas semanas, charló con Jorge Rial y entre ambos destrozaron al diputado oficialista Fernando Iglesias, que la agredió en redes sociales: "Es el chihuahua del Gobierno", lanzó el periodista.

Entrevistada en Intrusos, la modelo reconoció haber tenido "un montón de chicanas, sobre todo de gente conocida, de colegas, actores, un diputado con mucho tiempo libre que está bastante nervioso" por sus comentarios sobre la política argentina, con información muy fina, volcados en las redes.

Rial aclaró: "Este diputado es Fernando Iglesias que, la verdad, es el chihuahua, porque no es un bulldog, del Gobierno". A lo que Salazar agregó: "El peor representante que puede tener el Gobierno. Es machirulo, es misógino con las cosas que pone, agrede a la gente".

El periodista reconoció que Iglesias está hecho a imagen y semejanza del Gobierno y que "tampoco tienen a alguien mucho mejor" para poner en el lugar de vocero.

 

 

Otra funcionaria macrista que le pegó a Salazar fue Amalia Granata, electa diputada provincial de Santa Fe en los últimos comicios provinciales. La mediática aprovechó las propias palabras de su colega para pegarle: "Ella dijo que decirme operadora no era nada malo, entonces yo le digo vos también sos operadora. La única diferencia es que yo no me saco fotos con políticos, ella se saca fotos con Macri".

Incluso, "antes de que sea diputada electa, la mayoría de sus tuits estaban dirigidos a Cristina. Que era chorra, la mayoría de sus hashtags eran 'No vuelven más', si eso no es ser operadora".

Granata había asegurado que Salazar comenzó a meterse en política por querer imitarla, algo que desterró la vedette al asegurar que la santafesina "es autorreferencial, lo que ve en los demás es lo que le pasa a ella".