Se cumplen 37 años de la Guerra de Malvinas y finalmente una causa que se inició hace 12 años en Tierra del Fuego y que empieza a ver la luz. Este viernes 3 de mayo, el juez federal de Ushuaia, Federico Calvete, fijó para los meses de junio y julio las declaraciones indagatorias a 18 ex militares acusados de torturar a soldados durante el conflicto de 1982.

Calvete, ya había convocado a los exmilitares en diciembre del año pasado, pero el trámite se demoró hasta que la Justicia logró ubicar a cada uno de los imputados para notificarlos de la citación, informaron este viernes a Télam fuentes judiciales.

En el marco de la causa, que se inició en 2007 en el juzgado federal de la ciudad fueguina de Río Grande, el magistrado dispuso un cronograma de indagatorias que van desde el 27 de junio al 4 de julio.

Los indagados serán Miguel Ángel Garde, Belisario Gustavo Affranchino Rumi, Eduardo Luis Gassino, Jorge Oscar Ferrante, Emilio José Samyn Duco, Jorge Guillermo Díaz, Luis Alfredo Manzur, Raúl Antonio Linares y Pablo Emilio Hernández.

También fueron llamados a declarar los exmilitares Claudio Tamareu, Jorge Arnaldo Romano, Ramón Eduardo Caro, Sergio Alberto Guevara, Oscar Luis Contreras, Francisco Gabriel Rivero, Oscar Albarracín, Ramón Desiderio Leiva y Gustavo Adolfo Calderini.

Calvete resolvió que "debido a la concurrencia de elementos probatorios", corresponde indagar a otros seis militares mencionados en las denuncias de más de un centenar de excombatientes que dijeron haber sido víctimas de "enterramientos" y "estaqueos", entre otros vejámenes.

Se trata de Omar Edgardo Parada, Emilio Daniel Terán, Jorge Aníbal Santiago Cadelago, Jorge Luís López, Horacio Francisco Vlcek y Jorge Raúl Masiriz.

Ex Combatientes Islas Malvinas La Plata (CECIM), celebraron la resolución judicial y lo consideraron “un hecho histórico”. Y agregan en un comunicado: “Estaqueamientos, inmersión de soldados desnudos en agua helada, enterramiento de soldados hasta el cuello, picanas con teléfonos de campaña, golpes, violencia sexual y otras torturas, agravadas en algunos casos por un profundo sesgo antisemita, son algunas de las prácticas por las que la Justicia requerirá a los 18 militares”.

Para finalizar desde el Centro celebraron: “A partir del avance de la Justicia, se inscribirá en la historia una nueva forma de entender lo que fue la Guerra de Malvinas, más allá de que en la actualidad haya muchos militares que siguen sosteniendo el negacionismo”.