Después de la derrota en las PASO el domingo, el país profundizó la crisis económica con una fuerte devaluación y caída de bonos. Mauricio Macri le echó la culpa al kirchnerismo de esta delicada situación pero ahora prepara un paquete de medidas, que se anunciarían el miércoles o jueves, para intentar mejorar su imagen, aunque quedó 15% debajo de Alberto Fernández en las urnas.

“Todo está en estudio, son estímulos para la clase media”, le dijeron desde el Gobierno a Clarín. Entre las posibles medidas están la suba del mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias, que Macri había prometido eliminar y que exigió Elisa Carrió por Twitter. Además, se analiza una moratoria para las pymes, la ampliación de los programas para alentar el consumo en cuotas, de precios esenciales y la contención del precio de los combustibles.

“He instruido al equipo económico para que estudie y preparen todas las medidas necesarias para realmente cuidar a los argentinos”, dijo Macri este lunes en conferencia de prensa y las medidas recién se anunciarían entre el miércoles y jueves.

Según publicó el diario oficialista, también se analiza adelantar los aumentos de asignaciones, jubilaciones, salario mínimo y el social complementario, así como reponer la devolución del IVA para jubilados en artículos de la canasta básica.