El discurso de Sergio Massa, en el cierre del Congreso del Frente Renovador, donde llamó a construir "una nueva mayoría" para vencer a Cambiemos fue bien recibido en el Instituto Patria. En el kirchnerismo esperan al tigrense con los brazos abiertos para negociar formalmente el armado de un frente amplio y diverso. Sin embargo, advierten que las fórmulas Fernández-Fernández y Kicillof-Magario son inamovibles y que deberá acoplarse a ellas. Desde una PASO a integrar el futuro Gabinete son las cartas que barajan en el Patria.

La presentación de las fórmulas, aseguraron a El Destape, "ordenaron hacia adentro independientemente de lo que vaya a hacer Massa". Los Fernández recibieron las adhesiones de casi todos los gobernadores peronistas y la de Provincia fue celebrada por los intendentes bonaerenses. Por eso, horas antes de que se formalizara el documento que habilita a Massa a “realizar las gestiones y acuerdos para construir una coalición opositora que pueda ganarle a Macri y ser alternativa de gobierno”, el kirchnerismo mostraba dudas sobre la posibilidad de acordar con el ex jefe de Gabinete de Cristina Kirchner. 

Presionado por sus propios dirigentes, Massa muy duro contra Macri. Definió la gestión de Cambiemos como un "fracaso" y advirtió que “Argentina no soporta otros cuatro años así”. Por eso, señaló que es necesario "construir una coalición opositora amplia, plural y federal". Pese a esto, referentes del Patria hablaron con este portal y coincidieron en calificar el discurso como "ambiguo" y "carente de definiciones".

Quienes sí tienen definiciones son legisladores nacionales y provinciales del FR. "Cuando terminó el Congreso empezaron a llamar todos menos Massa a decirnos 'estamos con ustedes'", deslizaron a modo de sugerir que buscan "un lugar" en las listas para los comicios que se vienen.

Justamente los lugares que quedan para Massa no parecen ser muchos. En el Patria hoy no lo ven integrando una lista. Las ratificaciones de las candidaturas que hicieron Fernández, Kicillof y Magario son gestos políticos claros de que esas son las fórmulas del kirchnerismo. Competir contra alguna de ellas en una PASO parece ser hoy la alternativa. ¿Encabezar la lista de Diputados? "Poco probable", sugieren. ¿Un espacio en el futuro gabinete? Ahí no se muestran tajantes y dejan abierta la posibilidad.

Solo restan dos semanas para el cierre de alianzas y tanto el PJ-Unidad Ciudadana como el Frente Renovador habilitaron a sus candidatos a buscar ampliar la unidad opositora y replicar los escenarios que se dieron en las provincias y que le dieron rotundas victorias al peronismo y fuertes dolores de cabeza a Cambiemos.