Cristina Kirchner y Sergio Massa frenan el ingreso indiscriminado de personal al Congreso

La decisión se conoció luego de que el Ejecutivo firmara la suma fija para los estatales y se abonará en dos cuotas y para salarios menores a $ 60.000.

15 de enero, 2020 | 20.12

La vicepresidenta y titular del Senado de la Nación, Cristina Fernández y el presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, firmaron dos resoluciones en conjunto: una para pagarles a los empleados legislativos la misma suma fija que cobrarán otros estatales y empleados privados de $4000 y la otra para limitar las designaciones de la planta política.

La primera resolución del año, con fecha 15 de enero, puso límites a la contratación del personal. Tanto los legisladores como secretarios, prosecretarios, directores y subdirectores no gozarán de estabilidad laboral y deberán dejar su cargo una vez finalizados los mandatos.

El documento que Massa compartió, y aseguró que terminará con "las capas geológicas en el Congreso", sostiene que "queda excluido del ámbito de aplicación de la ley 24.600 y sus reglamentaciones, el personal de gabinete que se designe a partir del dictado de la presente y que preste servicios en las Secretarías de este Honorable Congreso de la Nación".

El texto aclara que "resulta necesario dotar de 'personal de gabinete' a las Secretarías de éste Congreso de la Nación, para que en el ámbito de sus respectivas competencias puedan desempeñar sus objetivos, misiones y funciones, proveyendo lo conveniente al mejor funcionamiento de las mismas, sin transgredir la figura de planta temporaria".

En tanto, la resolución 02/2020 establece el pago de un aumento fijo remunerativo no bonificable de $4000 para los empleados parlamentarios a pagar en dos cuotas, una en febrero de $3000 y otra en marzo por $1000, de la misma forma que estableció vía decreto el Ejecutivo para el resto de los empleados estatales.

"En este contexto de emergencia debe atenderse a aquellos que más han sido perjudicados por la crisis", afirma el texto y propone "la recuperación adquisitiva de los salarios" del sector público "no exento de las consecuencias de la crisis".

Además, se puso un límite: sólo cobrarán la suma fija los salarios brutos de menos de $60000 y se establecerá el cálculo del monto a pagar para que el salario bruto final de quienes reciban el aumento no supere luego el haber bruto de $60000. En el recibo salarial se consignará la suba como “incremento solidario”.

 

¿Querés recibir notificaciones de alertas?