Condenaron e inhabilitaron a un exjefe del Hospital Garrahan por producir pornografía infantil

El pediatra Ricardo Russo fue sentenciado a 10 años de prisión e inhabilitación perpetua por distribuir, tener y producir pornografía infantil.

06 de noviembre, 2019 | 17.31
Condenaron e inhabilitaron a un exjefe del Garrahan por pornografía infantil

El pediatra Ricardo Russo, exjefe de Inmunología y Reumatología del Hospital Garrahan, fue sentenciado a 10 años de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer la medicina, tras ser declarado culpable de la distribución, tenencia y producción de pornografía infantil.

El juicio concluyó esta tarde y se desarrolló en la sala del Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas N° 6 a cargo del juez Gonzalo Segundo Rúa. En la sentencia se argumentó que Russo "tenía 999 archivos de abusos y explotación sexual, por lo que el magistrado agregó: "Son muchas las víctimas, aunque usted no sea el culpable directo. Pero sí es responsable de no haber protegido la intimidad del menor".

 El juez indicó que durante el debate se pudo determinar que el material secuestrado de las computadoras del ahora condenado "eran de alto contenido de abuso sexual y explotación de menores". Consideró, además, que "las imágenes eran grotescas, aberrantes, de mucha violencia" y que "demuestran que en las fotos las niñas eran muy menores de 13 años".

Segundo Rúa detalló: "También he concluido, luego de cotejar con peritos, que usted también ha producido material fotográfico con fines claramente sexuales, y no se trata de fines científicos o docencia o para un congreso, como usted invocó. Me refiero a fotografías tomadas por usted en el Garrahan el 24 de noviembre de 2015 y el 30 de agosto de 2018, y de otras imágenes en otro consultorio".

El magistrado, dirigiéndose al acusado, señaló: "Usted dijo que jamás observó pornografía infantil y yo llego a la conclusión de que eso no es cierto y lo descarto porque usted sabía que bajaba esos archivos, por lo que no es cierto que usted no haya visto esos archivos".

La pena fue dictada en consonancia con el pedido de la fiscal Daniela Dupuy que había solicitado en su alegato la pena de 10 años de prisión e inhabilitación profesional perpetua, y además que cumpla la condena en la cárcel hasta que la sentencia quede firme. En tanto, Susana Ciruzzi, la abogada que representa al Hospital Garrahan, había pedido 13 años de prisión y también la inhabilitación de por vida para Russo.

Tras leer el veredicto, el juez explicó el por qué hacia lugar al pedido de la fiscal y ordenó que el médico sea trasladado a una cárcel donde cumplirá su condena. "Ahora la existencia de una condena no firme aumentan los peligros procesales y de fuga sumado a la cantidad de años de la pena y esto se suma que usted no tiene arraigo laboral", finalizó el magistrado.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?