#AltaData | Chile en llamas ¿se cae Piñera? Suscribite

X

Tras la confirmación del Gobierno en torno a que el medio aguinaldo pagará impuesto a las Ganancias, hay alerta entre los trabajadores, que ya hacen cálculos para saber si están incluídos. Así lo afirmó en conferencia de prensa el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, quien desestimó que se esté evaluando eximir al decimo tercer salario del pago del tributo a los ingresos. 

Lo primero a tener en cuenta es que el empleador tiene tiempo hasta el día 30 para depositar el medio aguinaldo de junio. Ahora, las preguntas más importantes surgen a partir de cómo enfrentarán los trabajadores el impuesto y porqué Cambiemos tomó esta decisión en el marco de un proceso contractivo de la economía, que no logra despegar.

Este año, el Mínimo No Imponible para el soltero sin hijos es de $ 29.855,68; para un soltero con un hijo, $ 32.275,77; para casado sin hijos, $ 34.654,54 y para casado con dos hijos, $ 39.494,71.

De esta manera, tomando como promedio el salario de un casado con dos hijos, una persona que reciba hasta $ 27.000 ingresaría a la escala tributaria. Esto surge a partir del cálculo del aguinaldo: el 50% del mejor sueldo llevaría a que el monto supere los $ 39.494,71.

El director de EPyCA Consultores, Martín Kalos, afirmó a este medio que “el impuesto no discrimina categorías. Cuando abonan el aguinaldo, si ese segmento no está excento, entonces se suma el total y el total de los ingresos supera el mínimo no imponible”.

En diálogo con El Destape, el director del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), Hernán Letcher, explicó los motivos por el cual el Gobierno tomó la decisión: “es por una cuestión fiscal. Están los ojos del FMI, el compromiso de Macri de realizar un ajuste fiscal”.

“Perder la porción de recaudación, que implica el pago de ganancias del medio aguinaldo, es algo que no están dispuestos a hacer porque es parte de ese mismo proceso de ajuste”, sostuvo. Además, recalcó: “entre elegir salir de la recesión o cumplir con la meta fiscal pactada con el Fondo, obviamente eligen la opción B”.

Respecto a esta situación, Kalos añadió que “la recaudación está creciendo por debajo de la inflación y eso complica la meta de déficit primario cero”. “El gobierno juega con el ingreso paralelo de las paritarias, para apaciguar y contentar las necesidades para llegar a fin de mes por parte de los hogares”, analizó el economista.