El jefe de Gabinete, Marcos Peña, salió a disipar las dudas de su continuidad en el Gobierno nacional como así también a minimizar la nueva subida del dólar que superó la barrera de los 34 pesos. Además, admitió que el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional no está cerrado sino que “es de palabra” y culpó a la causa de las fotocopias del cuaderno como uno de los factores que generó “mayor desconfianza” en el país por parte del Mercado.

En una entrevista con Radio Mitre, el funcionario nacional indicó que “la búsqueda del acuerdo con el FMI es para un mayor respaldo y se empezó a acelerar el camino al equilibrio fiscal por las vulnerabilidades que existen”.

En tanto, advirtió que “se agregaron otras tormentas como la cuestión de Turquía, la de Brasil y la cuestión generada por la causa de los cuadernos que provocó que se generara una mayor desconfianza por parte de los Mercados y se cerrara más fuertemente la cuestión crediticia y se generaran dudas en la vialidad de las metas fiscales y el plan financiero el próximo año”.

Embed

No obstante, Peña admitió que el acuerdo con el Fondo es “de palabra” todavía no se detalló la parte técnica de cómo llevar a cabo y sostuvo que “durante el día de ayer se siguió avanzando en las precisiones de un proceso que se tiene que trabajar ahora a nivel técnico”.

"Fue una decisión del Presidente la de transmitir eso en forma directa y no a través de trascendidos. Es una decisión política que se toma y que se va a traducir en las próximas semanas con los detalles técnicos", remarcó.

En ese sentido, Peña replicó que siempre que hubo una crisis económica y política en el país "se recurrió a manotazos" y comparó que "En estos dos años y medio revertimos eso en base a la credibilidad de Macri como presidente. Pero evidentemente los mercados además de eso quieren ver cosas concretas y estamos trabajando en eso".

Y aseguró: "Vamos a mostrarles que hay un rumbo claro y un liderazgo que no se esconde frente a estos problemas, por el contrario, los encara y resuelve".

En tanto, el funcionario negó que el presidente realice cambios de gabinete ya que durante la corrida cambiaria, también corrió el rumo de que Peña daría un paso al costado.

"Claramente esa no es la solución en la que está pensando el Presidente. No hay una solución mágica por esa vía, tenemos que seguir trabajando. No estamos ante un fracaso económico ni mucho menos", replicó.

En esta nota