En plena temporada invernal, el presidente Mauricio Macrivisitará mañana la ciudad de Bariloche, en Río Negro, donde participará de una mesa de Turismo junto al ministro del área nacional, Gustavo Santos, empresarios del rubro y funcionarios de la provincia.

El viaje del jefe de Estado a Bariloche se produce en momentos en que la villa turística atraviesa una buena temporada, con alto alojamiento hotelero, algo que Macri destacó este miércoles en la conferencia de prensa que brindó en la residencia de Olivos.

La Casa Rosada confirmó el viaje a Río Negro, pero por el momento no estaba pautado un encuentro privado con el gobernador local, Alberto Weretilneck.

LEE MÁS "Macri defendió al acuerdo con el FMI en la Bolsa"

Además de la mesa de Turismo Macri visitará un criadero de truchas en Colonia Suiza y podría almorzar en esa localidad, en medio de la temporada alta y en coincidencia con las vacaciones de invierno de Capital y Buenos Aires.

Mientras el Presidente esté en la provincia, la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (Uthgra) anunció que concretará protestas en el acceso al aeropuerto y en el cerro Catedral para exigir la "readecuación" de la paritaria nacional "a la realidad de Bariloche".

En tanto, en el mandatario nacional arribará a Bariloche en medio del conflicto en la vecina Villa Mascardi con la comunidad mapuche lof Lafken Winkul Mapu, tras la denuncia de ocupación de un hotel abandonado en la zona y los incidentes registrados este jueves con efectivos de fuerzas de seguridad federales que ingresaron al territorio.

El jefe de Estado visitó dos veces Bariloche desde que inició su gobierno y la última fue en la Semana Santa de 2016, cuando se reunió allí con el entonces presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que estuvo en la ciudad junto a su esposa Michelle Obama.

Luego de su paso por Río Negro, Macri regresará a Buenos Aires, donde tiene previsto recibir la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, quien llega a la Argentina para participar de la reunión de ministros del G20.