La actividad industrial se derrumbó un 11,5% en septiembre, respecto al mismo mes del año anterior. Se trató de la peor contracción en 16 años y el sector acumuló cinco meses seguidos en baja.

En el acumulado de los nueve meses de 2018 en su conjunto, el estimador mensual industrial (EMI) mostró una disminución de 2,1% con respecto al mismo período del año anterior.

Desde julio de 2002 (12,2%) no se registraba una baja tan pronunciada, en el marco de la brutal crisis socioeconómica. Los sectores más perjudicados fueron el textil, la metalmecánica y el automotriz.

Por la disparada del dólar y las altas tasas, la industria textil cayó un 24,6%, edición e impresión un 21,6%, metalmecámica un 20,5%, la industria automotriz un 15,7%, la refinación de petróleo un 11% y la industria alimenticia un 3,2%.

LEER MÁS: San Luis rechazará los fondos obtenidos por sus diputados a cambio de favorecer al Gobierno

Embed