Rusia toma el control de parte de una ciudad clave y avanza su ofensiva en el este de Ucrania

31 de mayo, 2022 | 09.51

(Agrega información sobre situación en Severodonetsk y el Donbass en general)

Fuerzas rusas que entraron esta semana a Severodonetsk ya controlan "una parte" de esta ciudad clave de la región del este de Ucrania que Rusia busca capturar y en la que realiza una ofensiva desde hace semanas, anunciaron hoy autoridades ucranianas.

"La situación es ultracomplicada. Una parte de Severodonetsk está controlada por los rusos", dijo el gobernador de la provincia de Lugansk, donde se ubica la localidad, en la región industrial del Donbass.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

El gobernador, Sergii Gaidai, aseguró no obstante que pese a este avance ruso, las fuerzas ucranianas "seguían en la ciudad" y que las tropas rusas "no pueden moverse libremente".

Según el funcionario, "el enemigo está planeando una operación para limpiar los pueblos de los alrededores", informó la agencia de noticias AFP.

Tras retirar sus tropas de la norteña región de la capital ucraniana, Kiev, a fines de marzo, Rusia lanzó una ofensiva para liberar el Donbass, y está intentando ensanchar las zonas que desde 2014 controlan en ella separatistas prorrusos.

Rusia ha dicho que el objetivo prioritario de su ofensiva en Ucrania es conquistar el Donbass, en cuyas dos provincias los separatistas proclamaron hace ocho años "repúblicas populares" que Moscú reconoció como independientes antes de la invasión.

La región es fronteriza con Rusia y en ella el ruso es la lengua más hablada.

Otras dos personas murieron y cuatro resultaron heridas por ataques de artillería rusos en la provincia de Lugansk, dijo Gaidai, sin especificar dónde.

Severodonetsk, con una población de alrededor de 100.000 personas antes de la guerra, es uno de los varios núcleos urbanos importantes que se encuentran en el camino de Rusia para capturar toda la provincia de Lugansk.

Más al oeste hay otras dos importantes ciudades en la mira de Moscú, las de Sloviansk y Kramatorsk, las últimas grandes en control de Ucrania en la provincia de Donetsk, la otra que forma el Donbass, luego de que Rusia tomara Mariupol el mes pasado.

Al menos tres personas murieron anoche y seis más resultaron heridas en Sloviansk por un ataque ruso con misiles que dañó varios edificios, entre ellos una escuela, informó el gobernador de Donetsk, Pavlo Kirilenko, en Facebook.

Tropas rusas ingresaron en Severodonetsk hace dos días, el domingo pasado, luego de bombardearla por semanas y de ponerle un cerco. Rusia también está atacando su ciudad gemela de Lisichansk, de la que está separada por el río Donets.

El presidente Volodimir Zelenski y otras autoridades ucranianas han dicho que Severodonetsk está en ruinas, con el 90% de su casas dañadas, que no hay luz ni telefonía celular.

El alcalde de la ciudad, Oleksandr Striuk, dijo que unas 1.500 personas murieron en los bombardeos y combates y por la falta de medicamentos.

Agregó que otras 13.000 están refugiadas en sótanos y búnkeres de la localidad, que antes de la guerra tenía 100.000 habitantes.

Los residentes que quedan necesitan agua, alimentos y medicamentos, y aunque había provisiones para varios días, es muy difícil distribuirlas por el peligro de morir en el intento, agregó el alcalde.

El Consejo Noruego para los Refugiados dijo hoy que repartió comida y bienes de primera necesidad hasta la semana pasada en Severodonetsk y sus alrededores.

Sin embargo, "la intensificación de los combates hace ahora la distribución imposible", dijo su secretario general, Jen Egeland.

Zelenski reiteró anoche en su mensaje por video a la nación que la situación en el Donbass sigue siendo "extremadamente difícil" y que Rusia está usando en la región su "máximo poder de combate".

Rusia invadió Ucrania el 24 de febrero y ya ocupa total o parcialmente cinco de sus provincias, incluyendo las dos del Donbass.

También hoy, los separatistas prorrusos que controlan la mayor parte de Donetsk anunciaron que incautarán parte de los barcos atracados en el puerto de Mariupol, de donde además salió un primer navío, cargado con metal, desde que volvió a funcionar.

"Se tomó la decisión. Algunos de los barcos pasarán a jurisdicción de la República Popular de Donetsk", para que forme su flota mercante, dijo Denis Pushilin, líder de los separatistas de Donetsk.

No quedó claro si los barcos eran ucranianos o de otros países.

La ciudad sobre el mar de Azov fue conquistada por Rusia el mes pasado luego de bombardearla y sitiarla un mes y medio, y está en ruinas. Los últimos soldados ucranianos presentes en ella se rindieron el 20 de mayo tras atrincherarse semanas en una acería.

La semana pasada, Rusia anunció que el puerto de Mariupol había vuelto a funcionar luego de tres meses de cierra por los combates.

El mar de Azov es parte del mar Negro, que sale al Mediterráneo.

Pushilin dijo también que un navío comercial cargado con metal, "con 2.500 toneladas de bobinas de planchas laminadas" salió hoy del puerto hacia la localidad rusa de Rostov del Don, el primero desde que la terminal retomó sus actividades.

Ucrania ha acusado a Rusia de bloquear sus puertos del mar Negro e impedir que exporte sus cuantiosos granos, lo que agrava una crisis alimentaria global causada por la invasión rusa a Ucrania.

También ha acusado a Rusia de robar metal ucraniano.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►