Israelíes protestan por vigésima semana consecutiva contra el proyecto de reforma judicial

20 de mayo, 2023 | 17.21

Los israelíes volvieron a salir hoy a las calles para manifestarse por vigésima semana consecutiva en rechazo al proyecto de reforma judicial que impulsa el Gobierno de Benjamin Netanyahu.

“Bibi, el enemigo de la democracia" o "ministro del crimen", se leía en las pancartas llevadas por los manifestantes en Tel Aviv, con críticas a Netanyahu.

Las manifestaciones se repiten desde enero y no cesaron pese a que el Gobierno anunció en marzo que ponía “en pausa” la iniciativa en busca de negociaciones que permitieran su implementación.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

La semana pasada, la movilización fue reducida por los nuevos enfrentamientos en la Franja de Gaza, cesados después de cinco días con un acuerdo de cese del fuego.

"Estamos juntos para defender la democracia israelí", señaló a la agencia AFP el científico Amos Tanay, de 52 años, que llamó a movilizarse a los sectores sociales que estuvieron muchos años “silenciosos y escuchaban". "Ahora gritamos y tratamos de ser fuertes", agregó.

La policía no da cifras oficiales sobre el número de participantes en las manifestaciones.

Para el gobierno, la reforma del sistema judicial busca equilibrar los poderes al disminuir las prerrogativas de la Corte Suprema, que el Ejecutivo considera politizada, en beneficio del Parlamento, que controla el Ejecutivo.

Netanyahu y sus aliados, un conjunto de partidos ultrarreligiosos y ultranacionalistas, dicen que el plan busca mejorar un sistema que da demasiada voz a los tribunales y asesores legales del Gobierno sobre cómo se elaboran las leyes y se toman las decisiones.

Los críticos dicen que alterará el sistema de controles y contrapesos del país, concentrará el poder en manos del primer ministro y podría empujar al país hacia un modelo autoritario.

Gobierno y oposición, inclusive, mantuvieron reuniones para discutir la reforma, a instancias del presidente Isaac Herzog.

La iniciativa no solo genera protestas permanentes, sino también paros generales y hasta modificaciones en el gabinete de Netanyahu.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►