Biden firma una ley para impulsar la producción de chips y competir con China

09 de agosto, 2022 | 14.01

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, promulgó hoy una ley para impulsar el desarrollo de chips y reforzar la investigación científica en el país, una medida con la que pretende superar la escasez mundial de semiconductores y rivalizar con China, que amenaza con convertirse en la potencia dominante de este sector.

En medio de la creciente rivalidad económica y tecnológica con Beijing, el mandatario demócrata afirmó que esta inversión crucial para la electrónica moderna ayudará a Estados Unidos a ganar "la competencia económica del siglo XXI".

"Esta ley representa algo en lo que siempre creí, y es que Estados Unidos es la única nación que puede ser definida en una palabra: posibilidades", dijo Biden en un acto en la Casa Blanca en el que promulgó la denominada Ley CHIPS y Ciencia.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

La ley, aprobada a fines de julio con un amplio respaldo bipartidista en el Congreso, proporciona 52.700 millones de dólares en fondos para fortalecer las cadenas de suministro y fabricación de circuitos integrados en el país, así como más de 200.000 millones para esfuerzos científicos, reportó la agencia de noticias Sputnik.

La demanda mundial de chips se disparó durante la pandemia y provocó una escasez mundial que se agravó con la clausura de fábricas chinas por rebrotes de Covid-19.

Esenciales para la producción y funcionamiento de teléfonos inteligentes, vehículos, redes 5G y hasta de sistemas de defensa, esta penuria supuso un lastre en la actividad económica.

Estados Unidos, que ha reducido drásticamente su participación en la producción mundial de semiconductores en los últimos años, vio considerablemente afectada la producción de automóviles, lo que derivó en un aumento de precios en la industria automotriz.

La legislación, que tiene como objetivo separar a Washington de las cadenas de suministro de semiconductores chinas, fue promulgada una semana después del polémico viaje de la titular de la Cámara de Representantes estadounidense a Taiwán, responsable de más del 90% de los chips de alta tecnología del mundo.

Desde Beijing, el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, advirtió el mes pasado que la normativa limitará la cooperación normal entre ambos países en ciencia y tecnología.

Sin embargo, la medida fue aplaudida por los productores estadounidenses.

También en Estados Unidos, en tanto, la compañía estadounidense de semiconductores Micron anunció hoy sus planes de invertir 40.000 millones de dólares en la producción doméstica de chips para finales de la década, aprovechando las subvenciones y créditos de la nueva ley.

Micron calcula que la producción comenzará en la segunda mitad de la década y pronostica que la enorme inversión "garantizará la seguridad nacional de Estados Unidos y la recuperación de la cadena de suministros conforme crece la demanda por memorias".

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►