Biden abandona su plan de dos años de universidad gratuita por diferencias internas en el Senado

07 de febrero, 2022 | 16.07

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, abandonó sus planes para ofrecer dos años de educación terciaria gratuita, tras encontrar resistencias de legisladores de su propio partido para aprobar nuevos gastos sociales, afirmó hoy su esposa, Jill Biden.

"Joe ha tenido que hacer concesiones. El Congreso aún no ha aprobado el BBB. Y la universidad comunitaria gratuita ya no es parte de ese paquete", admitió la primera dama, en un discurso en Washington.

En Estados Unidos, existen universidades comunitarias que ofrecen cursos de educación superior de dos años, que pueden usarse como inicio de programas de cuatro años en otras universidades, facilitando la costosa educación terciaria de muchos estadounidenses.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

A través del proyecto Reconstruir mejor (BBB, por sus siglas en inglés), se buscaba financiar el pago de la matrícula de las universidades comunitarias, informó la agencia de noticias AFP.

Este proyecto fue aprobado en la Cámara de Representantes, pero el Senado no lo aceptó debido a la resistencia en particular de un senador demócrata.

La esposa del presidente, profesora de educación superior y firme partidaria de esta reforma, dijo que cualquier versión que surja del BBB, no tendrá fondos para cubrir la matrícula, motivo por el que afirmó estar "decepcionada".

El presidente estadounidense pretendía destinar 1.800 millones de dólares a gastos sociales y medioambientales, en el que se incluía esta reforma muy significativa para un país donde los estudios superiores pueden ser extremadamente caros.

Según la empresa de investigación especializada Education Data Initiative, en 2021 el costo promedio en Estados Unidos de los estudios en una de estas universidades fue de casi 7.500 dólares por los dos años.

Las universidades estadounidenses privadas más prestigiosas son mucho más costosas, lo que resulta en una acumulación de deuda estudiantil en Estados Unidos.

La deuda estudiantil, que era en 2010 de 760.000 millones de dólares, asciende actualmente a 1,75 billones, y son deudores más de 43 millones de estadounidenses, según esta misma empresa de investigación.

Cuando llegó a la Casa Blanca, Biden instauró una moratoria sobre la deuda estudiantil, que se prorrogó varias veces y que expirará el 1 de mayo.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►