El precandidato presidencial del oficialismo, Daniel Scioli, estiró su diferencia sobre el frente Cambiemos a 8,5 puntos porcentuales en tanto que aventajó por 14 puntos a la candidatura de Mauricio Macri en las elecciones primarias.

La fórmula del Frente para la Victoria, Scioli-Carlos Zannini sumaba el 38,52% de los votos, en tanto que Cambiemos sumaba 30% poco antes de las 11, con el 96,18 por ciento de las mesas escrutadas. Dentro de la principal alianza opositora, Macri congregó más del 80 por ciento de las adhesiones (sumaba 24,2 puntos porcentuales a nivel nacional), en tanto que el binomio Ernesto Sanz-Lucas Llach alcanzó el 11,5 por ciento (3,4 puntos nacionales) y Elisa Carrió-Héctor Flores el 7,8 por ciento (2,3 puntos).

A su vez, Sergio Massa, con 14 puntos nacionales, se imponía en la interna del frente Unidos por una Nueva Alternativa (UNA) a José Manuel De la Sota (6,5 puntos) y como coalición obtenía un buen resultado con el 20,6 por ciento de los votos a nivel nacional.

En la provincia de Buenos Aires, los resultados oficiales, ubicaban al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, por encima de su competidor en la pelea por la candidatura a gobernador, el presidente de la Cámara baja, Julián Domínguez, en una disputa que se volvió muy dura en los últimos días, en medio de acusaciones cruzadas.

Con el 88 por ciento de las mesas esctutadas de la provincia, Fernández-Martín Sabbatella sumaba el 52,3 por ciento en la interna contra 47,6 por ciento de Domínguez-Fenando Espinoza. A nivel de frentes, el oficialismo sumaba para gobernador el 40,5 por ciento de los votos y Cambiemos, liderado por María Eugenia Vidal obtenía el 29,4, aunque la vicejefa de Gobierno porteña era la precandidata más votada ya que Fernández en forma individual llegaba al 21,2 por ciento.

El Frente para la Victoria volvió a demostrar su poderío en casi todo el país: fue el frente más votado en 20 provincias. Cambiemos, en tanto, ganó en la Ciudad de Buenos Aires y en Mendoza, mientras que UNA se impuso en Córdoba y la alianza Compromiso Federal, de Adolfo Rodríguez Saá lo hizo en San Luis.

Las primarias determinaron que también competirán por la Presidencia el Frente de Izquierda y los Trabajadores, que alcanzaba el 3,31 por ciento y donde Nicolás Del Caño se imponía con el 51,3 por ciento de esos votos a Jorge Altamira.

El Frente Progresistas, de Margarita Stolbizer, alcanzaba el 3,4 por ciento de los votos, lo que le permitía superar el piso requerido para competir en octubre; situación que también lograba por poco margen Rodríguez Saá, con el 2,1 por ciento.

Anoche, desde el Frente para la Victoria se mostraron triunfantes y calificaron de "contundente" el resultado electoral conseguido por el gobernador de Buenos Aires. De hecho, desde el kirchnerismo se animan a aventurar una posible victoria en primera vuelta en octubre.

En tanto, los referentes de Cambiemos criticaron la falta de boletas de sus candidatos en muchas de las escuelas, pero buscaron instalar que Mauricio Macri queda los suficientemente cerca de la cantidad de votos del kirchnerismo como para ser la mejor opción para lograr a un balootaje que le de esperanzas a la oposición.