El periodista Ari Lijalad reveló en El Destape Radio la maniobra del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para instalar el voto electrónico en la ciudad, lo que le permitiría modificar los resultados reales de las elecciones.

El pasado jueves, la Legislatura porteña aprobó la posibilidad de que el voto se realice a través de la boleta única electrónica, un método que es totalmente vulnerable y puede tergiversar los resultados de una elección.

"El voto electrónico a gran escala te permite hacer fraude a gran escala, algo que en el voto de papel es más difícil", señaló Lijalad en su columna para Navarro 2019, que se emite por El Destape Radio.

En esa línea, señaló que para el fraude con voto papel se necesita mucho presupuesto, mientras que en las votaciones electrónicas sólo se necesita una línea de código de programación que es indetectable.

"Se vulnera el secreto al voto porque justamente se puede leer lo que una persona está votando. Se identifica y se sabe que votó cada persona si se cruza con el padrón electoral", denunció antes de dar un ejemplo muy claro de cómo podría hacerse el fraude.

Embed

Asimismo, develó que el Gobierno nacional tenía compradas las maquinas para implementar el sistema a nivel nacional, pero luego del rechazo del Congreso durante el año pasado, el macrismo vendió los aparatos al Congo. Al probarlas en el país africano "aparecían en la pantalla los nombres de candidatos argentinos".

En esta nota