Valor agregado o evitar cierres: la interna que divide a las pymes por las importaciones

Mientras CGERA pide agilizar las importaciones destinadas a recibir valor agregado, otras entidades pyme reclaman priorizar a las empresas con riesgo de parálisis y suspensiones por la falta de insumos.

28 de noviembre, 2022 | 00.05

La escasez de dólares domina el panorama dentro de la industria y divide a las pymes. Mientras que la última semana CGERA le presentó a Sergio Massa una propuesta para agilizar las importaciones destinadas a recibir valor agregado, otras entidades advierten que algunas pequeñas y medianas empresas comienzan a tener riesgo de parálisis y cierre y piden que se las priorice en el acceso a divisas.

La cuestión surgió por enésima vez en la visita de Massa a CGERA el miércoles pasado, su primera desde que es ministro. La entidad empresarial le presentó una lista con cinco pedidos. Uno de ellos ya tiene luz verde oficial: la rebaja de impuestos y aranceles a las empresas que utilicen dólares propios para importar, un ítem que, según adelantó Massa, será incluido en el decreto que reglamentará el Presupuesto 2023.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Pero otro de los pedidos de CGERA a Massa generó más controversia entre las pymes. Se trata de la propuesta para agilizar, mediante la presentación de declaraciones juradas cada 30 días, las importaciones de insumos o materias primas que no se produzcan en el país y estén destinadas a recibir valor agregado

La idea de la entidad que dirige Marcelo Fernández es que de este modo las pymes certifiquen que los insumos pedidos no superan el 25% de la facturación de ese mes, para que "quede de manifiesto el agregado de valor al pedido de importación por parte de la empresa". 

Otras entidades pyme comparten esta propuesta. En ese sentido, fuentes de la CAME recordaron a este sitio que le hicieron el mismo pedido hace algunas semanas en una reunión con Massa y otros funcionarios. 

Fuentes cercanas al ministro de Economía destacaron a El Destape que "hubo buena onda" en la reunión con CGERA y que el ministro tuvo una buena recepción de los cinco pedidos presentados (los cuales incluyen también la creación de comercializadoras de productos argentinos en el exterior, la aceleración de la capacitación en oficios y el trabajo conjunto con Aduana para el control de importaciones).

La advertencia de las pymes por las empresas paralizadas

Sin embargo, otras entidades pyme no comparten la postura de CGERA y CAME y advierten que hay un problema más inmediato que la agregación de valor: la posibilidad concreta de parálisis, suspensiones y cierres (al menos temporales) que empieza a verse en parte del sector industrial por culpa de la falta de insumos importados.

De hecho, fuentes del sector afirmaron a este sitio que en una reciente reunión con funcionarios del área económica se comentó un dato preocupante: ya hay unas 35 empresas que suspendieron personal por falta de insumos para la producción, mientras que otras 300 corren el mismo riesgo.

"Hay empresas que ya empezaron a suspender gente por falta de producción", afirmó en ese sentido Daniel Rosato, presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), y pidió "potenciar la sustitución de importaciones priorizando a las empresas paralizadas".

En la misma línea, Julián Moreno, titular de APYME, consideró que "las reservas deben utilizarse para sostener los puestos de trabajo" en las industrias que necesitan importar insumos, aunque reconoce que esa idea "seguramente choque contra lo que dicen necesitar los grandes jugadores".

El contexto se restricción a las importaciones que rige desde junio se agravó el último mes por el debut de las SIRA, debido al cuello de botella que se generó producto de que muchos giros de licencias no automáticas ya autorizados como SIMI volvieron a ser observados bajo el nuevo régimen, a pesar de que eso no debía suceder. Aun así, en el Gobierno aseguran que esto mejoró en las últimas semanas, algo que también reconocen del lado empresarial.

Algunas representantes pymes, además, se mostraron escépticas acerca de las exenciones impositivas para pymes que quieran importar con dólares propios realmente traigan algún beneficio. "Dijimos que no iba a andar y no anduvo. De hecho, ninguna pyme puso dólares propios porque algunas tienen pero otras no", señaló Rosato. En la CAME, por su parte, aclararon que, si bien la la medida en sí es positiva, la mayoría de las pyme, al ser micro, no poseen divisas por su propia cuenta.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►