La Mesa de Enlace se declaró en alerta por regulación de exportaciones

La Comisión pidió audiencias la semana pasada con los ministros de Agricultura, de Desarrollo Productivo y de Economía. 

20 de abril, 2021 | 15.24

A escasas horas de que se promulgara la creación de un mecanismo para transparentar las exportaciones de carne, la Mesa de Enlace agropecuaria salió a criticar la medida, calificando de "arbitrariedad" el mayor control de ese mercado. El Gobierno definió este martes que las exportaciones de carnes y productos derivados deberán ser informadas e inscriptas a través de una declaración jurada, en el Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial (RUCA). El objetivo es evitar posibles desequilibrios en cuanto a abastecimiento, precio y calidad. 

Vacunas, informe especial: ¿cuánto tarda la inmunización?

"Nos pone en estado de alerta y abre un tiempo de consulta con nuestras bases, porque rompe con la promesa de diálogo que hicieron las autoridades y demuestra un altísimo desinterés en los productores y en el sector, que tantas divisas aporta a las arcas del Estado, al tiempo que provee de alimentos a los argentinos", indicó la Mesa de Enlace en un comunicado. 

Tal como informó este medio, el Gobierno descubrió a organizaciones que compraban carne por encima del precio de mercado para exportarla al dólar paralelo. Encontraron 15 compañías que intentaban vender 40 toneladas por fuera de los controles del Estado. De esta forma, impulsaban subas significativas en las góndolas y las carnicerías, que generaron consecuencias en los bolsillos de las familias. Por esta razón, aunque  el precio promedio internacional de la carne vacuna descendió significativamente en febrero, aumentó la facturación de ventas al exterior.

Para evitar estas maniobras especulativas, los ministerios de Desarrollo Productivo y de Agricultura avanzaron hacia una mayor regulación de comercio externo. El registro mediante la Declaración Jurada de Exportaciones de Carnes (DJEC) tiene por objetivo evitar posibles desequilibrios en el mercado interno de la carne en condiciones de abastecimiento, precio y calidad; así como también transparentar las operaciones de venta de carne al exterior, evitar subfacturaciones y triangulaciones con países vecinos.

La Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias encendió la alarma "ante la escalada de declaraciones públicas del Gobierno nacional acerca de la reinstauración de mecanismos de probada ineficacia como el registro de exportaciones, que dan lugar a la arbitrariedad manifiesta de las decisiones gubernamentales". La comisión pidió audiencias la semana pasada con los ministros de Agricultura, de Desarrollo Productivo y de Economía, sostuvo la Mesa que integran la Sociedad Rural, Federación Agraria, Confederaciones Rurales y Coninagro.

"Esta medida (las declaraciones juradas) recuerda a los nefastos ROE, por medio de los cuales se restringían y direccionaban discrecionalmente las exportaciones de bienes de origen agropecuario, y causaron un daño irreparable a la producción", criticaron las entidades ruralistas.  "Ambas medidas se suman a otras políticas implementadas anteriormente en forma inconsulta, perjudicando siempre al productor que necesita incentivos promocionales para seguir produciendo bienes y colocarlos en el mercado interno y externo", agregaron. 

Los empresarios agropecuarios aseguraron que "nos pone en estado de alerta y abre un tiempo de consulta con nuestras bases, porque rompe con la promesa de diálogo que hicieron las autoridades y demuestra un altísimo desinterés en los productores y en el sector, que tantas divisas aporta a las arcas del Estado, al tiempo que provee de alimentos a los argentinos".

Mediante una Comisión Mixta de Seguimiento, que estará integrada por la Secretaría de Comercio Interior, la Subsecretaría de Mercados Agropecuarios y la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), se relevarán y propondrán los precios mínimos de referencia para las exportaciones, y se evaluará periódicamente la evolución de los mismos. Por su parte, una Comisión Fiscalizadora, de la que participará el Banco Central, evaluará entre otras cosas el correcto ingreso de divisas al país. Los productos cárnicos a exportar alcanzados por la DJEC son la carne fresca, refrigerada o congelada de las especies bovina, porcina, ovina, caprina, equina y gallus domesticus (avícola).

El margen bruto del sector cárnico para el mes de marzo alcanzó los 165 dólares por hectárea en el sudeste bonaerense, un 32 por ciento por encima de los 125 dólares que rendía en diciembre último en Cuenca Salado. En 2018 se ubicaba en 73,10 dólares por hectárea.  A mediados de marzo los precios de la carne registraron un recorte promedio de 11,4 por ciento para la hacienda respecto de inicio de mes, a 144,7 pesos el kilo, según cifras del Mercado de Liniers. Sin embargo, esa baja no se reflejó en el mostrador de las carnicerías. Si se sube por la cadena de valor del sector los márgenes brutos que exhiben los productores se  mantuvieron elevados y al alza. 

Los datos del SENASA advierten que entre enero y febrero de este año se movilizaron en total 1.026.677 terneros, 280.584 menos que los registrados en igual período de 2020, que responde a retrasos en la zafra, pero también "a una mayor retención por parte del criador", señala un informe del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA); es decir, un relevamiento propio.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►