La fábrica textil Tipoití, la más grande de la provincia de Corrientes, parará su producción por primera vez en 30 años y suspendió a sus casi 800 trabajadores y trabajadoras, quienes, hasta este mes, cobrarán sólo el 70% de su salario.

El freno en la producción comenzará este sábado 22 de diciembre, y tendrá lugar por 45 días, hasta el 4 de febrero, con lo cual los y las empleadas recién comenzarán a cobrar de nuevo su sueldo en marzo, si es que la fábrica retoma sus actividades.

Tipoití anunció en octubre el inicio de un concurso de acreedores y un pidió un procedimiento preventivo de crisis, debido a la complicada situación económica a la que se ve expuesta la fábrica por la fuerte caída en la venta de hilos y las telas y prendas que luego se producen con ellos.

Cuando se hizo el anuncio sobre el inicio de este proceso, el secretario general de la Asociación Obrera Textil de Corrientes, Raúl Esquivel, sostuvo en Radio Dos que “hay un mensaje de que la fábrica textil no es viable en Argentina” y que desde la fábrica "van a seguir tratando de acomodar sus cuentas, porque quieren seguir”.

Embed

Mientras tanto, los trabajadores y trabajadoras de Tipoití temen despidos masivos ante una posible incapacidad de la fábrica de remontarse. "La Tipoití nació en 1949, durante la primera presidencia de Perón. En 70 años, nunca cerró. Hasta 2015, la empresa había incorporado nuevas máquinas de última tecnología con una extraordinaria demanda de hilos del exterior y de otras plantas industriales del país. Trabajaba de lunes a lunes, domingos y feriados, con distintos turnos y pagos de horas extras a sus empleados. Esas máquinas se apagarán este viernes, tres días antes de la Navidad", lamentó el periodista Hernán Álvarez, al contar la situación de la fábrica.

LEÉ MÁS: EN MEDIO DE LA DENUNCIA POR VIOLACIÓN, JUAN DARTHÉS HUYÓ A BRASIL