El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Rosenkrantz, sigue en la mira por haber intervenido en dos causas iniciadas por dos multinacionales contra dos municipios cuando él las representaba legalmente. La intervención del titular de la Corte podría ser causal de juicio político.

Se trata de la causa entre la municipalidad de Quilmes y la petrolera Esso (actualmente Axion) por el cobro de una tasa municipal de inspección, seguridad e higiene. Según contara en su momento El Destape, "no fueron pocos los que se asombraron – y refunfuñaron – porque Rosenkrantz se excusó en este caso porque había tenido a la petrolera en su cartera de clientes del estudio".

Embed

Este y el caso de YPF contra la municipalidad de La Matanza se tratan de dos casos contra el cobro de la tasa de Seguridad e Higiene municipal, basada en los ingresos brutos de la empresa en toda la provincia y no solo por las estaciones de servicio que posean en cada municipio. Según estimaciones de los jefes comunales, el total de los municipios perderían alrededor de 15 mil millones de pesos.

Rosenkrantz, junto a su socio Bouzat, iniciaron las causas que ahora llegarán al máximo tribunal. Pese a que debía excusarse desde un principio, el entonces ministro del tribunal dio curso.

Según explicó Horacio Verbitsky en El Cohete a la Luna, "quien impidió que el juicio se cerrara con el (artículo) 280 (del Código Procesal Penal) fue Rosenkrantz. Su vocalía 4 fue la primera en recibir el recurso. En apenas 24 horas, del 18 al 19 de diciembre de 2017, el ex abogado de Esso propició pedir el expediente completo a la Suprema Corte Bonaerense y solicitar opinión a la Procuración General de la Nación. Los recursos de hecho llegan a la Corte sólo con la fundamentación de quien se queja por el fallo del tribunal superior de la causa".

Embed

"Su escrito debe ser autosuficiente para que la Corte se forme una opinión y está regulada hasta en la medida del papel y la cantidad de renglones admisibles para comodidad de los supremos. El 1° y el 23 de febrero de 2018 quienes por entonces eran presidente y vice del tribunal, Ricardo Lorenzetti y Elena Highton, adhirieron a esa opinión de Rosenkrantz. A raíz de ello, el 20 de marzo de 2018 se solicitaron los autos principales a la corte bonaerense y se pidió la opinión del Ministerio Público. Todo ello está consignado en el programa interno de la Corte LEX 100 que permite a las vocalías conocer todo el giro del expediente", agrega Verbitsky.