Un escándalo político estaría por desatarse en Cambiemos por el juicio de un fondo buitre a la petrolera estatal YPF. La justicia estadounidense podría revelar nombres detrás de la demanda contra Argentina y hay preocupación en el Gobierno.

La magistrada de primera instancia del segundo distrito sur de Nueva York Loreta Preska tiene en su poder la resolución final de la causa que el fondo Burford le hizo al país por la reestatización de YPF en 2012. La jueza podría decidir la apertura de los accionistas totales que litigan contra Argentina, antes de pagar o de rechazar la liquidación que reclaman los demandantes, y que podría llegar a los U$S 3.000 millones.

LEER MÁS: Inflación: la carne se disparó por las nubes en diciembre

Esto pasará si Preska habilita el mecanismo de “Discovery Process”, por el cual se requeriría que los accionistas que tienen acciones del litigio iniciado por Burford Capital, blanqueen su identidad ante el tribunal, como condición anterior a recibir el dinero. Si esto pasara, se conocerían quienes son, con nombre y apellido, los litigantes contra el país asociados con el fondo Burford que comanda las acciones legales.

En ese listado, se sospecha tanto en Buenos Aires como en el propio tribunal de Nueva York, los nombres podrían incluir incluso apostadores locales en contra del país, en una inversión con potencial de ganancia megamillonaria y cuya suerte dependería de lo que resuelva Preska. Ex y actuales funcionarios del Gobierno de Mauricio Macri pican en punta como posibles involucrados, como también empresarios y hombres de negocios en general.

En esta nota