Jorge Brito quedó más complicado en el Caso Ciccone porque ahora la Justicia lo arrincona. El banquero está acusado de ser el verdadero dueño de la imprenta. Por el caso está preso Amado Boudou.

"Los jueces Guilermo Costable y Pablo Bertuzzi señalaron que hay firmes indicios de su participación en el plan criminal, pero no fueron más allá porque dijeron que está fuera del objeto de este juicio", revela La Nación.

Sin embargo, "la tercera jueza del tribunal, Gabriela López Iñiguez, fue más allá y señaló que el Banco Macro y su exdirector Jorge Brito fueron los verdaderos dueños de la imprenta Ciccone y que había una sociedad de Boudou con ellos para facilitarles tomar el control de la empresa", agrega el diario.

López Iñiguez escribió: "No hemos podido llegar a conocer cuáles eran los vínculos que unían al exadministrador federal Ricardo Echegaray con Jorge Brito y sus estrechos colaboradores del grupo económico Macro (Máximo Lanusse, Alejandro Almarza, etc.), siendo el único dato objetivo constatable a este respecto, en el sentido de la existencia de algún elemento en común, el hecho de que ninguno de ellos ha sido procesado con o sin prisión preventiva ni se ha elevado aún a juicio oral este tramo de la causa".

"Para la jueza, las acciones de Ciccone no iban a ir a parar a manos de Boudou, sino que el verdadero dueño del negocio era el banquero Brito. La magistrada incluso puso en duda que Boudou, al interesarse en el negocio y poner en juego su injerencia, tuviera un afán de lucro", resaltó.

"Amado Boudou, como funcionario público, ha exteriorizado actos ejecutivos que constituyeron una suerte de 'puente de plata', tendientes al objetivo de obtener un rédito para un tercero, que resultó ser el grupo inversor Macro (en la persona de Jorge Brito y sus colaboradores)", agrega el matutino.