La Justicia brasileña benefició al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, que saldrá de la cárcel. El Superior Tribunal (STJ) votó a favor de un recurso presentado por la defensa del ex presidente.

Embed

Con esta decisión, se redujo su sentencia de doce años a poco más de ocho y en septiembre podría ser beneficiado con régimen domiciliario.

Lula podría lograr prisión domiciliaria o pedir un régimen semiabierto desde septiembre, debido a que ya habría cumplido un sexto de la pena en prisión.

El ex presidente del Brasil fue condenado en febrero a otros 12 años y 11 meses de cárcel por un tribunal de primera instancia por la realización de reformas en otra propiedad, igualmente a cambio de contratos en la petrolera estatal.

Lula está detenido en una celda especial, de 15 metros cuadrados y adaptada a su condición de ex presidente, en un edificio de la Policía Federal en Curitiba, ciudad del sur del país en la que tiene sede el tribunal a cargo de la operación Lava Jato contra la corrupción.

LEER MÁS: La Justicia de Brasil condenó a Lula a casi 13 años de prisión