La sorpresiva despedida de Susana Giménez: "Ya no tengo ganas"

Con absoluta tristeza, Susana Giménez anunció un sorpresivo retiro y dejó sin palabras a miles de sus fanáticos.

12 de octubre, 2021 | 10.50

Susana Giménez volvió a ser noticia en toda la Argentina. La reconocida conductora de televisión anunció, con absoluta tristeza, una sorpresiva despedida. De acuerdo a lo que reveló en una entrevista, y tras haberlo evaluado durante un largo tiempo, se retiró del amor y le cerró las puertas a los hombres. "Ya no tengo ganas", expresó con un profundo lamento. ¿A qué se deben los motivos?

Luego de que le entregaran el premio Mujer ícono de América en el American Business Forum, en un evento que tuvo lugar en Uruguay, Susana charló con el periodista Ismael Cala, quien le consultó acerca de su vida amorosa. Y curiosamente, la diva respondió: "Yo no quiero tener un hombre más, estoy harta. He sido amada. He amado menos de lo que me amaron". Y resaltó: "Aparte, a mí me gusta la gente más joven que yo, y sufrís, ya no se puede".

Incluso, y como si fuera poco, Susana Giménez explicó qué es lo que le sucede cuando se enamora: "Una maldición árabe es 'Ojalá que te enamores', y es bastante cierta. O te meten los cuernos, o te engañan, o te afanan". Con cierta resignación, la presentadora de TV que triunfó en Telefe indicó: "Es la verdad. Hay que amar de a dos, pero yo ya no tengo ganas".

Susana Giménez habló de sus vínculos afectivos.

Por otra parte, el periodista le consultó a Susana si se consideraba "asexual". Sin embargo, la actriz manifestó de manera contundente: "¡Tampoco! No quiero una pareja estable, no quiero un tipo que duerma en mi cama. Salgo de vez en cuando, pero no cosas largas".

Susana Giménez y su estado de salud tras contraer coronavirus

Susana Giménez se contagió de coronavirus en junio pasado. Como consecuencia, la diva estuvo dos semanas internada en el Sanatorio Cantegril por una neumonía bilateral y a punto de necesitar un respirador. Esto último le daba tanto miedo que le pidió a los médicos que la dejaran morir llegada esa instancia. “En el Cantegril me dieron todo lo mejor que me podían dar y me salvaron en realidad dos inyecciones muy impresionantes, fuertes y caras que consiguieron en el sanatorio y me las pusieron”, sentenció.

Tiempo después, Susana explicó en Twitter cuál fue el tratamiento que siguió para poder sanar: “Para todos los que me preguntaron cuál es la ampolla que me dieron cuando tenía COVID que me hizo tanto bien, se llama Tocilizumab”. Sin embargo, concientizó sobre algo muy importante: que cada cuerpo reacciona diferente y que no pueden ser aplicadas sin la orden de un médico. “Por favor, tengan en cuenta que no se puede suministrar sin prescripción médica y es recomendable solo para ciertos casos de la COVID-19”, añadió. 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►