"El que logra respirar gana”: Sergio Lapegüe reapareció desde terapia intensiva

Un poco más animado y aún asistido para poder respirar, escribió un mensaje a sus seguidores.

10 de febrero, 2021 | 12.29

Sergio Lapegüe continua peleando por su vida. Tras contagiarse de coronavirus, su condición previa de asmático le dificultó el trascurso de la enfermedad y hace dos semanas que intenta salir del grave cuadro que se le presentó. Desde las redes sociales intenta mantener un contacto con sus seguidores y hoy reapareció desde terapia intensiva para demostrar que sigue con ánimo.

Operación Olivos: la investigación de El Destape que sacude al macrismo

“Hola amigos queridos, estoy cursando el día 17 de internación. Hoy me siento mejor, por eso me tomo este tiempo para escribirles a todos que son tan generosos siempre conmigo y mi familia”, comenzó Lapegüe su mensaje, junto con una selfie desde la sala de terapia intensiva en el sanatorio de Temperley donde se encuentra internado desde hace dos semanas.

La selfie de Sergio Lapegüe desde terapia intensiva

Tras haber realizado un tratamiento con plasma y recibido oxígeno a través de diferentes sistemas, el periodista dijo que está mejor de ánimo, aunque admitió que está viviendo una “pesadilla”. Sin embargo, no baja los brazos y le prometió a sus hijos Micaela y Elvis y a su mujer, Bochi, “un abrazo interminable”.

La familia de Sergio Lapegüe

“Ni en mis más remotos sueños me hubiera imaginado estar viviendo esta pesadilla. Todos me dicen que tengo que ser fuerte. Que voy a poder. Les agradezco porque me ayudan y mucho. Los que alientan, los que rezan, los que piensan, los que llaman. Sé que son miles. Gracias de corazón. Porque aquí en esta cama de terapia intensiva con todos los cuidados, se multiplican por centenas los deseos de todos y llegan para apuntalar siempre cuando aparece el bajón”, escribió.

Además, aunque es una persona positiva, admitió que muchas veces le cuesta mantener esa energía: “El optimista por naturaleza a veces no puede serlo siempre. Y lo admito. La vida acá es así. No puedo bajar. No puedo hacer movimientos bruscos simplemente porque mis pulmones lo pueden sentir”.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►