La Confederación de Trabajadores de la Educación (CTERA) lanzó un paro nacional para el 3 de julio a raíz de la represión a docentes y estatales en la provincia de Chubut. Hace meses que los los trabajadores de la educación reclaman paritarias libres y recomposición salarial. Los sueldos están congelados desde octubre de 2017.

En el marco de la negociación paritaria que se celebraba ayer a la tarde en la Casa de Gobierno, los trabajadores fueron reprimidos con balas de goma y gases por la Policía provincial del gobernador Mariano Arcioni.

Por su parte, los docentes nucleados en ATECH (Asociación de Trabajadores de la Educación del Chubut) denunciaron golpes y disparos de balas de goma al aire por parte de la Infantería.

“La represión es nuestro límite, si tocan a uno nos tocan a todos. Paro nacional para decir no a la represión y no a la violencia. Por la resolución de los conflictos nacional y provinciales y por la vigencia de la paritaria nacional docente”, manifestó Sonia Alesso, secretaria general de Ctera.

Hace un mes que los docentes tomaron medidas de fuerza para visibilizar su reclamo. Los trabajadores han realziado desde numerosas manifestaciones, tomas de edificios públicos y hasta un acampe.

En esta nota