Taxistas le reclaman una respuesta al Gobierno por la presencia de Uber, Cabify y Beat en las calles de la Ciudad

Solicitan "mayor control y rigurosidad" para "impedir el fraude que se está cometiendo para transportar pasajeros" en plena cuarentena por la pandemia del COVID-19.

22 de mayo, 2020 | 18.56

La mesa de unidad Taxista, compuesta por cámaras de propietarios y gremios, le reclamaron a las autoridades del gobierno porteño que "prioricen el trabajo legal y registrado para cuidar las fuentes de trabajo de este sector", al que definen como "uno de los más perjudicados por la emergencia sanitaria y el funcionamiento ilegal de las multinacionales".

VIDAL en salud: ABANDONO TOTAL

A través de un comunicado, advirtieron que, en medio de la pandemia, "las empresas multinacionales UBER, Cabify y Beat, están trabajando nuevamente en las calles porteñas". En esa línea, ahondaron: "Operan, aunque son consideradas ilegales por varios fallos judiciales, entre ellos el del Juez Trionfetti, del 19 de marzo, ignorado por el GCBA, que volvió a reafirmar que la actividad que realiza la empresa UBER como servicio de transporte de cosas y personas se encuentra prohibida en el ámbito de la CABA por un fallo de su juzgado confirmado por la Cámara de Apelaciones”.

Asimismo, reclamaron "mayor control y rigurosidad" a quienes administran estos permisos, para "impedir el fraude que se está cometiendo para transportar pasajeros, exigiendo no solo declaraciones juradas que hoy en día se falsean, sino cruzando los datos con el padrón de taxis y remises que el GCBA posee".

El Sindicato de Peones de Taxis, la Asociación de Taxistas de Capital y distintas cámaras (SPAT, UPAT, UPYMRA y CAMETAX) marcaron que estas empresas circulan "hay en las calles de la Ciudad más coches de estas multinacionales, a las que poco les importan la pandemia ni la salud de los argentinos, que autos del servicio público de taxis, en un elevado porcentaje sin trabajo, por cumplimiento de las normas de la cuarentena".

Por último, aseguraron que estas empresas encubren "su actividad con argumentos falsos de diversa índole o con la complicidad de los organismos que les otorgan permisos que, en ningún caso podrían obtener, si manifestaran que lo que hacen en realidad es lisa y llanamente transportar pasajeros en una actividad no admitida por un conjunto de leyes vigentes y por lo tanto ilegal".

 

SOSTENÉ A EL DESTAPE ►