Confirman la prisión domiciliaria para el marido de Carolina Piparo

El esposo de Piraro esperará el proceso judicial en su casa  del Country Gran Bell en La Plata.

26 de abril, 2021 | 18.58

La Cámara de Apelaciones y Garantías de La Plata confirmó este lunes el arresto domiciliario de Juan Ignacio Buzali, el marido de diputada bonaerense de Juntos por el Cambio Carolina Piparo, quien se hallaba detenido desde enero acusado de "doble tentativa de homicidio”, en perjuicio de dos motociclistas, a los que embistió tras una persecución.

Al quedar firme lo dispuesto por la jueza de Garantías de La Plata Marcela Garmendia, se dispuso el traslado del imputado desde su lugar de detención a su casa del Country Gran Bell, para que continúe desde allí el proceso, con control de pulsera electrónica.

La Sala IV de la Cámara rechazó la apelación que había hecho contra el arresto domiciliario uno de los particulares damnificados y de esta forma quedó firme lo resuelto en primera instancia, a partir del pedido realizado por el abogado defensor Marcelo Peña.

La decisión de la jueza Garmendia fue tomada, luego de analizar los informes psiquiátricos, psicológicos y socioambientales que se encuentran en la causa. Además, la Justicia valoró que el procesado no cuenta con antecedentes penales y que en la causa ya se sustanció la totalidad de la prueba.

Buzali estaba detenido desde el 9 de enero, luego de que la fiscal de la causa María Eugenia Di Lorenzo le imputara el delito de “doble homicidio en grado de tentativa”, en perjuicio de los dos motociclistas que atropelló -según la versión de la pareja-, al confundirlos con “motochorros”, que los habrían asaltado previamente. La defensa en su momento había pedido ante la Cámara el cambio de calificación legal de la causa a “lesiones leves culposas”.

El hecho ocurrió la madrugada del 1 de enero cuando Piparo denunció que fue asaltada por tres parejas de “motochorros” en la calle 47, entre 15 y 16, en momentos en que su marido estacionó para dejar a su padre en su casa.

Según la legisladora, cuando se dirigía con su esposo a realizar la denuncia a bordo de su Fiat 500L negro, volvieron a ser interceptados por los que creyeron que eran los mismos delincuentes que los habían asaltado. En la calle 21 y 40, Buzali chocó por detrás a una de las motos en la que viajaban dos jóvenes a los que dejó tirados en el piso pese a las lesiones que habían sufrido. (DIB)

LA FERIA DE EL DESTAPE ►