Brasil avanza a paso firme hacia el fascismo. Ahora, el presidente Jair Bolsonaro impondrá un filtro ideológico a la hora de otorgar becas para estudiantes brasileños en el exterior.

Según una publicación del sitio O Globo, el Gobierno revisará el criterio para ayudar a los estudiantes de grado y posgrado y para ello incluirá un filtro ideológico, que será el más importante para criterio del Estado.

El Ministerio de Educación de Brasil otorga lo que se llama "bolsas de estudios", que son programas de financiamiento para quienes quieren ir a la universidad. Hay programas tanto para estudiar en Brasil como en el exterior y uno de ellos, el Prouni, fue creado por el gobierno de Lula Da Silva en 2005.

Embed

Ahora, el gobierno de ultraderecha pondrá como criterio para otorgar o no esa ayuda económica un filtro ideológico, dentro del proceso de "despetización" de Brasil que impulsa el fascismo sudamericano.

Inclusive, aclara el artículo de O Globo, el Gobierno analiza dar de bajas algunas de las actuales becas con el mismo criterio. Esto se aplicaría para becas de posgrado y doctorado que se ejecutan en el exterior.

En la primera semana de Bolsonaro al frente de Brasil, su jefe de Gabinete, Onyx Lorenzoni, reconoció el despido masivo de empleados públicos con criterio ideológico.