Espionaje al ARA San Juan: El macrismo pidió el juicio político del juez que procesó a Macri

La presentación se hizo ante el Consejo de la Magistratura. El consejero Diego Marías, que responde a Rodríguez Larreta, y 23 legisladores de JxC pidieron la destitución del juez Martín Bava, quien dictó el procesamiento del expresidente. Replicaron los argumentos que el exmandatario utilizó en sus recusaciones contra el magistrado.

08 de diciembre, 2021 | 13.33

El macrismo presiona al juez que procesó a Mauricio Macri en la causa del espionaje ilegal a los familiares de la tripulación del ARA San Juan: una veintena de legisladores de Juntos por el Cambio pidió el juicio político del magistrado. La presentación la realizó ante el Consejo de la Magistratura el consejero Diego Marías, que responde a Horacio Rodríguez Larreta. Reclaman la destitución de Bava por “mal desempeño”. Básicamente, replican los argumentos que el exmandatario utilizó en sus recusaciones contra el juez.

La denuncia fue firmada por el consejero Marías, que representa al estamento de los abogados en el Consejo pero responde al jefe de gobierno porteño, y fue apoyada por 23 legisladores de Cambiemos entre los que se destacan Waldo Wolff, Fernando Iglesias y Graciela Ocaña, entre otros.

¿Qué plantearon? Que se destituya al magistrado que procesó a Mauricio Macri y a otros 11 integrantes del Agencia Federal de Inteligencia (AFI) por su desempeño en la causa del espionaje al ARA San Juan. Cuestionan, basados en los planteos del abogado defensor de Macri, Pablo Lanusse, diversas medidas tomadas por el magistrado desde el momento en que citó a Macri a indagatoria, el 1º de octubre pasado, como la prohibición de salida del país del exjefe de Estado a la controversia por el relevamiento del secreto de Estado que se dio en el tercer llamado a indagatoria de Macri, el del 28 de octubre pasado, cuando se tejió una maniobra contra el juez.

El 28 de octubre pasado, cuando Macri finalmente se presentó a declarar después de dos frustrados intentos e intentar llevar el caso a Comodoro Py, la indagatoria debió suspenderse por una maniobra que involucró al abogado del expresidente y al fiscal de Dolores Juan Pablo Curi.

El argumento para frenar aquella audiencia fue que Macri no había sido relevado del secreto de Estado. Lo planteó Lanusse y lo acompañó el fiscal cuando el expresidente bien podría haber declarado y en todo caso si brindaba algún secreto de Estado esa información se reservaba. Finalmente, el presidente Alberto Fernández fue relevado de la confidencialidad y Bava volvió a convocar a Macri. El expresidente se presentó el 3 de noviembre, no declaró y acercó un escrito donde no brindó ningún secreto de Estado, lo que reveló que todo lo que sucedió en la audiencia del 28 de octubre fue una maniobra para ganar tiempo. No obstante, Macri utilizó todo ese episodio para volver a recusar a Bava, a quien acusa de no ser imparcial y de prejuzgar. Fue el segundo pedido de apartamiento del juez que realizó el expresidente y también fue rechazado por la Cámara Federal de Mar del Plata.

Ahora el macrismo replica argumentos de Lanusse pero ante el Consejo de la Magistratura. En esa línea, en la presentación que realizó el consejero Marías se pidió como medida de prueba “el archivo audiovisual de la audiencia realizada el 28 de octubre pasado” y que se cite al fiscal Curi como testigo. También los denunciantes solicitaron que “se requiera el testimonio del personal del Juzgado interviniente en la instrucción de dicho expediente y en especial de aquellos auxiliares de la justicia que participaron de dicha audiencia”, lo que evidencia una nueva avanzada del macrismo contra el juez Bava. Sin ir más lejos, la controversia en torno a esa audiencia ya fue abordada por los jueces de la Cámara de Mar del Plata, Eduardo Jiménez y Alejandro Tazza, quienes a pedido de Lanusse habían requerido y visto el video de la indagatoria del 28 de octubre y terminaron respaldando a Bava al frente de la investigación.

“Las conductas y actitudes particulares de este juez (dos veces reprochadas por el tribunal de alzada) y los reiterados incumplimientos de las normas legales y reglamentarias vigentes detallados a lo largo del presente, deben ser analizados también bajo la especial perspectiva social e institucional de gravedad institucional que rodean a estas actuaciones penales”, señalaron los denunciantes que con esta presentación que difícilmente prospere en el Consejo buscan presionar al magistrado y bajar un mensaje para los otros jueces que deben revisar el primer procesamiento que se le dicta a Macri desde que dejó la presidencia de la Nación.

Para el juez Bava está acreditado que el expresidente ordenó el espionaje ilegal contra los familiares de la tripulación del ARA San Juan y se valió de los informes ilegales que le elevaron desde la AFI para tomar decisiones. “Se encuentra acreditado en autos que, por lo menos entre diciembre de 2017 y diciembre de 2018 el imputado Mauricio Macri, desde su rol de Presidente de la República Argentina, posibilitó la realización de las tareas ilegales, generó las condiciones para que se pudieran llevar a cabo, almacenó parte de ese producido y utilizó esa información de inteligencia ilegal realizada desde la Delegación Provincial Mar del Plata de la Agencia Federal de Inteligencia sobre el colectivo de familiares de los tripulantes de los buques pesqueros naufragados 'Rigel' y 'El Repunte' y, en particular, del submarino ARA San Juan”, señaló el juez en la resolución del 1º de diciembre en la que dictó el procesamiento de Macri.

La reacción

Ante la presentación del macrismo en el Consejo de la Magistratura, la querella mayoritaria en el caso del espionaje a los familiares del ARA San Juan emitió un comunicado en el que respaldó al magistrado.

“Hemos tomado conocimiento a través de medios masivos de comunicación de la denuncia contra el Juez Bava. Si bien había sido anunciada desde el arribo de Macri de Arabia Saudita y Qatar por redes sociales por un diputado de Juntos por el Cambio, no creímos que el pedido de jury fuera a realizarse a través de más de una veintena de legisladores en funciones  Esta querella respalda la tarea del Juez Martín Bava, aunque en varias ocasiones se nos rechazaran planteos”, sostiene el escrito firmado por las abogadas Valeria Carreras y Lorena Arias.

Las letradas señalaron que “a priori y solo en base a lo publicado que habría incumplimiento de normas de reserva y puntualmente de la ley nacional de Inteligencia, pues al parecer los diputados denunciantes del juez Bava ‘han tenido acceso a la causa’”. Las letradas se preguntaron si, por ejemplo, “hubo presentación formal de Lanusse ante los ediles requiriendo su intervención en el tema y proporcionando el material de la instrucción”.

Como querella tomaremos intervención en el momento oportuno no solo en defensa del juez Bava sino en defensa de la independencia de poderes que prima en nuestro sistema republicano”, afirmaron.

El antecedente

No es la primera vez que Macri, a través de dirigentes de Cambiemos, pide el juicio político de un juez que le resulta “incómodo”. El antecedente es el del juez Alejo Ramos Padilla, a quien Macri intentó destituir cuando destapó el D’Alessiogate. El magistrado ocupaba en aquel entonces el mismo juzgado que hoy subroga Bava e investigaba una megacausa de espionaje ilegal que también involucra al gobierno macrista.

En marzo de 2019, un mes después de que se conociera el "caso D’Alessio", Macri pidió ante el Consejo de la Magistratura la destitución de Ramos Padilla (hoy juez federal de La Plata). Lo anunció por televisión y lo ejecutó a través del entonces ministro de Justicia Germán Garavano y de quien era el representante del Poder Ejecutivo en el Consejo, Juan Bautista Mahiques.

La denuncia ante el Consejo, que no tenía ningún sustento, se terminó cerrando en junio del 2020.

El caso de Ramos Padilla es uno de los tantos que integran la causa “Mesa Judicial” donde se investiga las presiones del gobierno de Macri sobre los jueces que no fallaban según sus intereses.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►