"Soy Lilita la pistolera", el nuevo papelón de Lilita Carrió en Twitter

La exdiputada macrista publicó un vergonzoso video en las redes sociales para responderle al juez Alejo Ramos Padilla.

25 de octubre, 2020 | 13.00

Una vez más, Elisa Carrió protagonizó un momento que avergüenza a Juntos por el Cambio y el macrismo. En esta oportunidad, la exdiputada aprovechó su cuenta de Twitter para publicar un video sumamente desopilante. En el mismo lució un vestido y un sombrero negro, tomó un sable y brindó unas palabras para responderle al juez Alejo Ramos Padilla, que hace unos días la acusó de haber sido sumamente influyente a la hora de perjudicar la imagen de Aníbal Fernández.

Vicentin: de gran empresa a gran estafa

"No aguanto. Soy Lilita 'La pistolera', que afectó el prestigio de Aníbal Fernández. San Aníbal, ¡perdón! Según dice Ramos Padilla, 'Lilita la pistolera', organización para perjudicar al pobre Anibal narcotraficante, ¡qué horror!", sostuvo. Incluso, en el comentario que hizo en las redes sociales, escribió: "Sigo persiguiendo a los corruptos".

Todo se debe al fallo de Ramos Padilla, que la imputó por haber "formado parte de una operación psicológica" para ensuciar a Aníbal. La referente del macrismo fue una pieza clave en el caso del Triple Crimen de General Rodríguez, que tuvo al ex Jefe de Gabinete de Cristina Fernández de Kirchner en el ojo de la tormenta debido a las falsas acusaciones.

Mientras Carrió espera que se resuelva su situación procesal, aprovecha su tiempo libre para disfrutar del campo y continuar haciendo lo que, hasta el momento, mejor le ha dado resultados: show y papelón en las redes sociales. 

Carrió reapareció en un difícil momento de Macri: el libro en el que su hermano lo desenmascaró

La obra consta de "17 horas de diálogos con Mariano Macri, hermano menor de Mauricio, en el que se cuentan las intimidades y maniobras del expresidente, desde que estudió en el colegio Cardenal Newman hasta su actual llegada a la Fundación FIFA", según adelantó Página 12. Mariano Macri y el escritor Santiago O'Donnell se conocen desde hace 20 años, cuando éste último trabajaba en The Washington Post. Además, y según contó Raúl Kollmann, hubo cartas documento, aparecieron "lobistas, los personajes poderosos del macrismo a tratar de convencer a la editorial de que el libro no debía salir" y "no faltó el que sugirió que el asunto se podía arreglar (con plata)".

LA FERIA DE EL DESTAPE ►