Elecciones 2021: Rossi llamó a la unidad en Santa Fe y publicó una sugestiva foto

Complicada la negociación entre el ministro Rossi y el gobernador Perotti, se abre la posibilidad de una interna en el oficialismo de Santa Fe. Hasta el cierre de las listas, buscarán la unidad.

23 de julio, 2021 | 17.15

En el peronismo, como viene siendo costumbre, la negociación es tensa, y se caldearon los ánimos. Con las encuestas en la mano, Alberto Fernández quería que encabece el ministro de Defensa Agustín Rossi, ya que considera que es la mejor opción para retener los dos lugares que el oficialismo tiene en el Senado. Como las negociaciones no avanzaron con el gobernador Omar Perotti, la interna en el oficialismo es una opción muy fuerte por estas horas. A esa posibilidad se le sumó una sugestiva foto de Rossi con la vicegobernadora Alejandra Rodenas convocando a la unidad del espacio "para defender Santa Fe".

Perotti propone a los actuales senadores: su delfín Roberto Mirabella y la cristinista María de los Ángeles Sacnun. Perotti busca instalar a Mirabella para sucederlo en 2023 -la provincia no tiene reelección a ese cargo-. Así lo hizo saber el miércoles,en una reunión junto al ministro del Interior, Wado de Pedro, y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. Esa lista propia, no acordada con todos los sectores, tenía no solo a Mirabella-Sacnún para el Senado sino también la parte de Diputados con el nombre del periodista deportivo Marcelo Lewandosky, actual senador provincial por el bielsismo, encabezando. Segunda en esa lista está Florencia Carignano, actual directora de Migraciones (por La Cámpora), el diputado provincial y alfil de Rossi Leandro Busatto y un lugar para una mujer del espacio de Sergio Massa. Antes de ir a la Rosada, el contador estuvo con el presidente de la Cámara de Diputados, que no tiene casi nada en Santa Fe, buscando apoyos en Buenos Aires. El Evita ni figuraba, lo que despertó reclamos de la dirigencia a nivel nacional, que pidió a Eduardo Toniolli, concejal de Rosario, en el tercer lugar prometido.

Agustín Rossi junto a la vicegobernadora de Santa Fe, Alejandra Rodenas.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Cafiero le hizo una propuesta: Mirabella-Sacnun a diputados, y Rossi y la vicegobernadora Alejandra Rodenas a Senadores. ¿El argumento? dan mejor en las encuestas y asegurarían la victoria. Perotti le dijo que no porque cree que su candidato puede levantar de acá a noviembre, y ahí la cosa "se pudrió", como le gusta decir a los operadores en estos contextos. Los dedos tienden más a orientar que a imponer en este tiempo de alianzas, y no se puede obligar desde arriba a un gobernador a que se allane. Por las dudas, el jueves la Corriente Nacional de la Militancia que encabeza Rossi y el Movimiento Evita reservaron cada uno el nombre de una lista ante la junta electoral y juntaron los avales por si hay primarias. También lo hizo el sector de Oscar "Cachi" Martínez.

En el rossismo sostienen que desde el principio hicieron buena letra, reconociendo el liderazgo del gobernador, apoyando la gestión desde Nación, más aún en pandemia, y soportaron callados algunos desplantes del rafaelino. Se sienten el principal marco de alianza que le permitió llegar a Perotti al poder, y que la paga no fue suficiente. "Si no se puede ir todos juntos, vamos a ordenar con la primaria lo que no pudimos ordenar negociando", dicen. Y el jueves se sacaron una foto con el NES (Nuevo Espacio Santafesino), el grupo de senadores encabezado por el polémico Armando Traferri que puso a Rodenas como vice, y que tiene muy mala relación con el rafaelino desde las épocas de Marcelo Saín como ministro de Seguridad.

Perotti está convencido de que está haciendo una gran gestión y quiere dejar las bases sentadas para su sucesor e inaugurar así un período de hegemonía de un PJ desideologizado gobernando Santa Fe, mirándose en el espejo de Córdoba. Al vértice que comanda el Frente de Todos lo único que le importa es ganar las legislativas de este 2021 para darle poder al gobierno nacional en el Congreso, pero Perotti parece más interesado en posicionar su candidato a 2023 sin que nadie se le instale para hacerle sombra. Lo que es un enigma, es cómo va a ganar sin una gran parte del kirchnerismo de su lado. "Perón decía que para comer guiso de liebre, primero hay que cazar la liebre", lanza un hombre del justicialismo. La frase parece oportuna.

A falta de pocas horas para el cierre, este viernes la Corriente oficializó de forma audaz el binomio Rossi-Rodenas a Senadores, e invitó al diálogo a todos los sectores para armar una lista única de diputados, "como una forma de construir desde abajo, desde el territorio, lo que Cafiero le propuso a Perotti", indicaron. "Estamos en comunicación permanente con la Casa Rosada y con todas las fuerzas, tratando de encontrar una expresión electoral que recoja el mayor nivel de síntesis posible", expresó un hombre del Chivo. La pelota está en Santa Fe.

A través de una foto junto  Rodenas, Rossi recordó: "Nos unimos para frenar a Macri". Acto seguido, de cara a los comicios de este año, pidió: "Unámonos para defender a Santa Fe".

Todavía no hay seguridades, pero algunos tienen esperanza. "Estamos trabajando para que haya una síntesis que logre expresar toda la diversidad del peronismo.  No es momento de andar generando enfrentamientos internos, suficiente tenemos con una oposición irracional como la de Cambiemos, que no tuvo pruritos en intentar boicotear la campaña de vacunación solo para sacar alguna ventaja política. Un peronismo ordenado va a ser un peronismo ganador", comentó un hombre del Movimiento Evita, quien dijo tener "el pálpito de que sobre la raya haya unidad", aunque -como siempre- esperaba heridos.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►