Alberto Fernández explicó por qué suspendió las clases presenciales en el AMBA

El Presidente se refirió a la desobediencia del gobierno porteño respecto del DNU que aumenta las restricciones para intentar quebrar la suba de contagios por coronavirus.

23 de abril, 2021 | 20.06

El presidente Alberto Fernández se refirió nuevamente a la polémica que envuelve a la suspensión de las clases presenciales en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) por la fuerte suba de casos de COVID-19 en la segunda ola. Durante la reunión del gabinete federal en Rosario, dejó en claro: "Cuando tomé la decisión de que no sigamos con las clases presenciales, fue producto de haber visto que en los últimos 20 o 30 días habían crecido los contagios de menores de 19 años".

Tal crecimiento, según informó el propio jefe de Estado, fue del 200 por ciento y encendió las alarmas en todo el territorio nacional. Por eso, para volver a explicar la razón de su determinación, preguntó duramente contra los comunicadores de los grandes medios masivos de comunicación: "¿Me hago el distraído? ¿Miro las encuestas? ¿Qué hago?".

Dejando en claro que hace caso omiso a los dichos de la oposición y de los medios, remarcó: "Llamo a los que saben y los que saben me dicen que cuando ponemos en funcionamiento el sistema educativo, la circulación crece un 30% más y esa circulación lleva el virus encima, multiplicando los contagios". En el medio de todo esto, Horacio Rodríguez Larreta hace caso omiso a las medidas y hasta enfrentó a Nación, llevando la situación a la Corte Suprema.

En su discurso, el máximo mandatario pidió: "Este es un tema muy difícil, debemos cuidarnos mucho por más que nos pese después de un año; el virus no se fue, el virus vuelve con más virulencia y nosotros tenemos la capacidad de la experiencia, que nos dice que todo empezó en la Ciudad, se extendió al AMBA y empezó a irradiar al resto del país". Y disparó contra la oposición: "Hay una parte de la Argentina que está enferma de odio y el odio no ayuda a nada. Nos frena, nos lleva a festejar la derrota del otro y no el triunfo de uno. Y eso no sirve nada en este momento".

Los casos siguen subiendo y este viernes se registró un nuevo récord de muertes: 557 en las últimas 24 horas. Además, se confirmaron 27.884 nuevos contagios de COVID-19 y el 60% de ellos se dieron dentro del AMBA. Con estas nuevas cifras, el país ya suma 2.824.652 contagios y 61.176 muertes por la pandemia. Mientras que a diferencia de la primera ola, la mayor cantidad de infectados tiene un rango etario de 20 a 49 años.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►