Presupuesto 2023: ingresa el último gran desafío del Gobierno en el Congreso este año

Esta semana se presenta en Diputados. Estará fuertemente condicionado por las metas del FMI y el oficialismo buscará el apoyo de la oposición, que el año pasado no acompañó y obligó al Gobierno a gestionar sin presupuesto 2022.

11 de septiembre, 2022 | 22.22

Esta semana se cumple el plazo de presentación del la ley de Presupuesto 2023, el último gran debate al que apuesta el Gobierno para este segundo semestre. Desde el oficialismo todavía no adelantan detalles pero lo seguro es que será un texto determinado en su totalidad por las metas del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y la dificultad de enfrentarse a la oposición en el recinto, que en lo que hace a leyes de carácter económico viene sosteniendo una postura poco transigente. 

Una vez que ingrese en la Cámara Baja en la comisión de Presupuesto y Hacienda que dirige Carlos Heller (Frente de Todos) irá -aún sin fecha definida- el titular de la cartera de economía, Sergio Massa.  

Siguiendo lo pacto con el Fondo, el Presupuesto debe contemplar una meta del déficit para el 2023 del 1,9 por ciento del PBI. "Tiene que ser consistente con lo acordado", apuntó a El Destape, el economista y Jefe en Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz, Nicolás Pertierra. Sin embargo, señaló que lo difícil será estimar cuál será el PBI del año próximo porque ello requiere tener un supuesto de inflación, que hoy es bastante incierto.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

"Los presupuestos últimamente no vienen teniendo mucha relevancia porque la incertidumbre inflacionaria es mucha", explicó. Y este punto es, precisamente, el que mirará la oposición para definir su acompañamiento al proyecto. En conversación con este portal el economista y diputado de Juntos por el Cambio, Martín Tetaz, señaló que apoyarán el Presupuesto si "es realista". "Esperamos que sea una formulación que tome como base las estimaciones de las consultoras, de economistas y de universidades y que no prevea 33 por ciento de inflación y un dibujo atómico", afirmó Tetaz y agregó que solo acompañará si en el texto no hay aumento de impuestos y no otorga facultades extraordinarias al presidente en materia impositiva. 

Entre otro de los puntos a mirar en el Presupuesto, Pertierra señaló el rol que tengan los distintos tipos de gastos, el gasto de capital y los subsidios a la energía, y cómo será financiado el déficit: si es con bonos públicos o a través de organismos internacionales: "Ahí puede aparecer algo", adelantó. 

El efecto Massa

El ministro de Economía realiza una gira por Estados Unidos con la intención de ratificar el acuerdo con el Fondo y la decisión del Gobierno de cumplir con la meta de bajar el déficit al 2,5 por ciento del PBI. En ese marco, hasta ahora ya logró el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo para desembolsar US$ 3.000 millones hasta fin de año; apoyo del Banco Mundial para proyectos de desarrollo en el país por 9.100 millones de dólares y una inversión de la empresa Río Tinto por US$190 millones para desarrollar un proyecto sobre litio en Salta. 

A eso se le sumó el "éxito" del dólar soja que, tan solo en una semana -según anunció el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Juan José Bahillo-, permitió la comercialización de 4,6 millones de toneladas de soja y un ingreso de divisas al país de más de 2.000 millones de dólares. "La gira es positiva porque antes de ella y el anuncio del dólar soja la meta a cumplir en términos de reservas con el FMI el próximo 30 de septiembre era imposible. Hoy sigue siendo difícil pero parece más factible después de los anuncios y los préstamos que se destrabaron", analizó Pertierra. 

Luego de esas gestiones, Massa tendrá su primer cita este lunes con la titular del organismo de crédito internacional, Kristalina Giorgieva, y busca tener aprobada la revisión del segundo trimestre y el desembolso de 3.000 millones de dólares.

Una sesión caliente en el Congreso

Luego que por segunda vez en dos semanas se suspendiera una sesión especial en la Cámara de Diputados que, en rigor de verdad, nunca alcanzó a ser convocada oficialmente, para esta semana todo indica que habría consenso para sesionar este jueves, con una batería de proyectos que quedaron con dictamen. 

Tras la sesión de repudio al ataque contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, el oficialismo pedirá sesionar para tratar proyectos considerados “conflictivos”, como el debate para la prórroga de impuestos nacionales y el Consenso Fiscal 2021, que profundizarán las diferencias al interior de la oposición, a la vez que otros considerados "soft" en los que se esperan mayores apoyos. 

Para la sesión que podría realizarse el jueves se debatiría la prórroga de impuestos y el Consenso Fiscal, pero además está en carpeta un proyecto de prórroga hasta el 31 de diciembre de 2023 del Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego; y la autorización de la entrada de tropas extranjeras al territorio nacional y la salida del mismo de fuerzas nacionales, para participar en los ejercicios del programa de ejercitaciones.

Abordarían también un tema en el que hay bastante consenso: la ley de enfermería, aunque hay dos dictámenes. Sin embargo, legisladores del oficialismo y la oposición confían en que habrá acuerdo en el recinto y podría haber algunas modificaciones que se anuncien directamente durante el debate. También tienen dictamen iniciativas para la creación de las universidades nacionales del Delta, Pilar y Saladillo.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►