Roberto Navarro, Víctor Hugo y el primer debate presidencial Suscribite

X

La sangría de reservas del Banco Central (BCRA) no se detiene y agosto fue un mes negro en términos de fuga de capitales. La caída ya acumula casi 40 días hábiles consecutivos.

La jornada marcó una baja de U$S 128 millones y finalizaron en U$S 49.598 millones, lo cual representó el descenso 39 en fila. El balance parcial de septiembre arroja una disminución cercana a U$S 4.500 millones. 

 

 

Desde el pico de reservas internacionales de abril, la cifra se derrumbó por U$S 27.833 millones. Uno de los factores que más incidieron fue la fuga de capitales, uno de los principales problemas que caracterizó al macrismo.

En agosto, se registró el mes de mayor fuga de capitales desde 2003. La salida de dólares del sistema formal fue de casi U$S 5.909 millones.