Resumen de la semana: Del helado del pistacho a un incendio en el PAMI

Otra semana en la que conocimos los gustos del presidente, renunció el secretario de Salud y aprendimos que los 70 años de peronismo son malos, pero celebramos los 70 años de la universidad gratuita.  

24 de noviembre, 2019 | 00.05

Termina otra semana trepidante en la que no tuvimos lluvia de inversiones pero tampoco Pobreza Cero, es decir, una de cal y otra de arena. Además, como bien lo explicó el presidente en una amena charla por Instagram: “mi gusto preferido de helado es el pistacho”. Es siempre bueno conocer el gusto de helado de nuestros presidentes, algo que los gobiernos menos preocupados por las mayorías suelen olvidar. Por suerte no es el caso del de Cambiemos.

Durante la charla con sus seguidores, el todavía presidente también contó que se vio obligado a vetar la resolución referida al protocolo para los abortos no punibles de su renunciado secretario de Salud porque fue una decisión “inconsulta”. Al parecer, las cosas ocurren pese a él, del mismo modo que pasan por la Secretaría de Legal y Técnica y la Jefatura de Gabinete sin que nadie lo sepa. En todo caso, la maniobra tuvo la doble virtud de mandar un mensaje claro hacia su electorado más reaccionario, el que lo ovacionó durante su gira despedida, a la vez que le daba una salida honrosa al otrora ministro y hoy ex secretario Adolfo Rubinstein, quien avaló la política de Salud de su gobierno- la falta de vacunas, de anticonceptivos, de insumos, de reactivos para detectar HIV e incluso de medicamentos para el tratamiento- y hoy renuncia saludado por Diana Maffía y otras almas de cristal como un funcionario “excelente”. 

Luego de presentar su renuncia, el ex secretario de Salud afirmó: “Tuve como una de mis máximas prioridades la ampliación de los derechos”. Ocurre que ampliar los derechos requiere primero restringirlos; un poco como pasa con la pobreza, que para reducirla primero es necesario aumentarla.

En todo caso, como explicó el incansable Gustavo Noriega: “Uno de los efectos de la radicalización de la discusión (en parte culpa de los sectores “verdes”) fue que se dificultaran las causas de aborto legal que ya existían previas a la discusión.” Al parecer, la dificultad del acceso al aborto sería culpa de quienes militan por su legalización, no de quienes- como el presidente que votó Noriega- revocaron el protocolo de aborto no punible. El paradigma de la pollerita corta llevado a las políticas públicas.

Según el vesátil senador Miguel Pichetto, jefe de la bancada opositora hasta hace unos meses y hoy ferviente oficialista, “hay una fuerte injerencia, intervención y financiamiento venezolano-cubano con grupos radicalizados de desestabilización en la región”

Es notable como dos países con tantos problemas internos consiguen sin embargo articular en la región tantas puebladas, para retomar un término que parece gustarle a Santiago O´Donnell.

No descartamos que tengan alguna conexión con la aterradora guerrilla kurdo-mapuche que durante 4 meses puso en jaque la integridad territorial de la Argentina y tanto preocupó a Jorge Lanata. 

En Bolivia, Jeanine I, Emperatriz del Beni, Terror de los ateos, marquesa de Potosí, Defensora de las Santos Evangelios, tigresa de los Llanos, Zarina de Cochabamba y Presidenta autoproclamada del Séptimo Día, así como manda a asesinar manifestantes con pasión, también lamenta sus muertes con ahínco. Esperamos que ese noble gesto sea imitado por los otros líderes de la región y saludamos a Jeanine I, la Magnánima.

Esta semana se volvió a incendiar una dependencia pública, esta vez un edificio del PAMI a metros de la Casa Rosada. Desde esta columna proponemos que Cambiemos junte todos los documentos comprometedores en un solo edificio, para no tener que multiplicar los incendios. 

Por último, en un conmovedor tuit, Horacio Rodríguez Larreta señaló que “hoy se cumplen 70 años de la Gratuidad de la Enseñanza Universitaria en el país, uno de los pilares fundamentales de nuestro sistema educativo.” Los famosos 70 años de peronismo. 

Todo lo que quieran pero ya no le tenemos miedo al censista.

Imagen: en el Instituto Patria, varios oficiales inspeccionan el depósito de armas de La Cámpora (cortesía Fundación LED para el desarrollo de la Fundación LED).

¿Querés recibir notificaciones de alertas?