05 de abril, 2020 | 00.05

Coronavirus: el plan a tres puntas del Gobierno para frenar el impacto de la pandemia sobre la economía

El modelo argentino frente a la recesión mundial se basa en tres pilares. Una decisión casi inédita en el planeta, indicaron desde Economía. 

La pandemia del coronavirus producirá en el mundo una recesión poca antes vista, y es por eso que los países adoptaron distintos esquemas de protección económica  para atenuar las consecuencias. Sin embargo, el gobierno argentino optó por utilizar tres modelos de acción de forma paralela para frenar el tsunami del Covid-19.

QUÉ LA DEVUELVAN

Cuando el paquete de medidas destinadas a la protección de la economía fue anunciado en conferencia de prensa, el ministro Martín Guzmán mencionó un hecho que pasó un tanto desapercibido: el país decidió encarar la crisis a través transferencias de dinero directa; protección del empleo a través de subsidios al trabajo, y extensión de seguros de desempleo, que acompaña el estímulo a la continuación de la producción. “Argentina es quizás el único país del mundo que está tomando medidas en las tres direcciones al mismo tiempo”, remarcó el jefe de cartera.

De hecho, este modelo fue destacado por el propio presidente Alberto Fernández al participar de teleconferencias con jefes de Estados de los miembros del G20 y con titulares de hacienda y de bancos centrales.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

¿Cuáles fueron las medidas a tres puntas que tomó el Gobierno?

Empleo

- Exime del pago de contribuciones patronales a los sectores más afectados por la crisis.

-Refuerzo para el seguro de desempleo, que fue llevado a un tope de $ 10.000.

- Ampliación del Programa de Recuperación Productiva (Repro): se pagará una parte del salario de los trabajadores.

- Se dispuso el congelamiento de los precios de los alquileres, la suspensión de los desalojos por falta de pago y el congelamiento de las cuotas de los créditos hipotecarios hasta el último día de septiembre, a través de la firma de dos DNU.

Obra pública

- Aumenta en $ 100.000 millones presupuesto para obra pública. Se relanzó el plan Procrear, con dos modalidades: construcción y refacción, con 100.000 créditos, y una nueva línea rápida para pequeñas refacciones, con 200.000 créditos de hasta $30.000 por tomador.

Asistencia financiera

-Habilitó una línea de créditos blandos por unos $ 350.000 millones para garantizar la producción y el abastecimiento de alimentos e insumos básicos e impulsar la actividad. Permitirá proveer capital de trabajo a las empresas a tasas preferenciales por un plazo de 180 días con tasa de interés fijada al 24% anual.

- Destinarán $ 25.000 millones en créditos del Banco de la Nación a tasa diferencial para productores de alimentos, higiene personal y limpieza y productores de insumos médicos.

- Aplicarán $ 8.000 millones en financiamiento para la producción de equipamiento tecnológico para garantizar la modalidad de teletrabajo.

- Cerca de $ 2.800 millones serán para el financiamiento de infraestructura en los parques industriales, con recursos del Ministerio de Desarrollo Productivo.

- Se renovó el programa Ahora 12 por un plazo de seis meses con expansión hacia compra online de productos nacionales, con énfasis en pymes.

- Desarrollarán equipamiento médico, kits, insumos, juntos al Conicet, bajo la directiva de los ministerios de Ciencia y Tecnología, Desarrollo Productivo, Economía y Salud para estimular la innovación y el crecimiento de la producción.

- Acelerarán el pago a reintegros a la exportación para las firmas industriales.

-El Banco Central liberó encajes para destinarlos a préstamos a tasas moderadas para pymes.

- Nuevos topes a la posición de Letras de Liquidez (Leliq) de los bancos. Se liberarán unos $ 350.000 millones para que sean utilizados en créditos blandos a empresas y familias.

-La AFIP postergará hasta el 30 de abril la presentación del formulario para realizar deducciones del Impuesto a las Ganancias. Con esa información el ente recaudador realiza el reajuste para determinar si al trabajador le corresponde una devolución.

Asistencia social

- Bono de $3.000 para jubilados que cobran la mínima.

- Bono para quienes cobran asignaciones equivalentes a una AUH adicional ($3.100) por hijo; y dos meses adicionales de gracia, abril y mayo, para los créditos de Anses.

- Bono de $3.000 para perceptores de planes sociales.

- Refuerzo presupuestario a comedores escolares y comunitarios.

- IFE: bono de $ 10.000 a monotributistas (categorías A y B), monotributistas sociales, trabajadores informales, y beneficiarios de Asignación Universal por Hijo, Embarazo o PROGRESAR.

A su vez, luego de prohibir los despidos injustificados, el Gobierno creó el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción. Propone beneficios para las empresas de acuerdo con la cantidad de empleados, como un pago compensatorio por los salarios y la reducción de las contribuciones patronales hasta en un 95%.

Según el Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad de Avellaneda (UNDAV), el conjunto total de medidas implementadas por el gobierno nacional implica una expansión fiscal de $ 555.550 millones, o el 2,5% del PBI. Claro, desde el Gobierno describen a Guzmán como un especialista en políticas contracíclicas en situaciones de emergencia.

¿Y el mundo?

Desde que se declaró la pandemia, aparecieron dos enfoques extremos y contrapuestos para frenar las consecuencias. De un lado se ubicaron quienes postularon que la actividad económica no se debía frenar, como Estados Unidos y Brasil, y los que combinaron el aislamiento con medidas de estímulo fiscal. Sin embargo, la balanza terminó por inclinarse hacia la cordura: preservar la salud como premisa principal.

  • Comparemos con algunos ejemplos:

- Italia: el Gobierno de Giuseppe Conte decretó que no se podrá despedir a ningún trabajador durante dos meses y suspendió hasta el 30 de mayo el pago de todos los impuestos, incluidas las contribuciones a la Seguridad Social. Asimismo, se suspenden los plazos de las hipotecas hasta el 30 de septiembre y se facilitará el acceso al crédito a las empresas. El paquete contiene ayudas por valor de 25.000 millones de euros, de los que 3.500 millones irán destinados a reforzar el sistema sanitario y los servicios de protección civil, 10.000 a ocupación laboral e industrias, 1.700 a las familias, y el resto a fondos de garantía.

- Francia: el país galo aprobó un paquete urgente de 45.000 millones de euros para empresas y trabajadores que incluye el aplazamiento del pago de las obligaciones fiscales y de Seguridad Social. Además, se creó un fondo de solidaridad dotado al menos de 1.000 millones para pequeños emprendedores, pymes y trabajadores independientes con cifras de negocio inferior al millón de euros y que en los últimos 12 meses hayan tenido pérdidas del 70%.

El presidente, Emmanuel Macron, avanzó con el impulso de un aval del Estado como garantía para préstamos bancarios a empresas por valor de hasta 300.000 millones de euros y la suspensión del pago del alquiler y los gastos de luz y agua para las pymes en apuros.

Por último, el Estado francés anunció que se emplearán "todos los medios" para proteger a las grandes empresas del país de posibles ataques en bolsa. Esto incluye la participación pública en sus capitales o la nacionalización de las consideradas estratégicas.

- Alemania: el Gobierno federal puso más de 48.000 millones de euros a disposición como primer muro de contención para apoyar a empresas. Además, estaría dispuesto a desembolsar 35.000 millones más.

La Agencia Federal de Empleo, dependiente del Ministerio federal de Trabajo, también se reserva 26.000 millones de euros para apoyar a las empresas en programas de recortes de jornada que eviten oleadas de despidos. Se trata de un mecanismo que Alemania ya puso en marcha en la recesión del 2009.

Asimismo, el sistema de salud público se reserva 20.000 millones de euros para hacer frente a las posibles contingencias sanitarias generadas por el virus.

- Reino Unido: la administración de Boris Johnson sancionó el mayor paquete de rescate económico desde la crisis financiera del 2008. El ministro de Finanzas, Rishi Sunak, prometió 330.000 millones de libras (360.000 millones de euros) en préstamos garantizados por el Estado para sostener a las empresas amenazadas por los efectos del coronavirus.

El Gobierno ofreció además ayudas de hasta 25.000 libras a cada empresa, que en el caso de las más pequeñas será de 10.000 libras. También se permitirá un retraso de hasta tres meses en el pago de la hipoteca a los ciudadanos que lo precisen.

- Estados Unidos: el presidente, Donald Trump, aprobó el paquete de estímulo más grande de su historia para contrarrestar el impacto económico.

La ley contempla el envío de pagos directos de U$S 1.200 a millones de estadounidenses que perciben salarios menores a los U$S 75.000 por año, más U$S 500 por cada hijo que tengan. También expandió el seguro por desempleo: lo extiende 13 semanas más que las contempladas, además de aumentar el dinero que los beneficiarios usualmente obtienen.

Aún así, los pronósticos a nivel global no son las mejores. Según proyecciones de la consultora Mckinsey, la recesión mundial va a ser de una magnitud pocas veces vista. Así, para China se proyecta un rojo de 0,4% del PBI, para Estado Unidos una baja del 2,4% y para los países de la Unión Europea un 4,4%. En total, se proyecta que consolide una retracción de 1,5% a nivel global.

Por su parte, según análisis publicados en The Economist, el PIB mundial se contraerá al menos un 2,1% en 2020 y el América Latina un 4,8% en el mismo período. Además, en Estados Unidos, el desempleo llegaría al 25% en el escenario más pesimista.

VENÍ A EL DESTAPE RADIO ►